Menú Buscar
Imagen de un ataúd en el interior de un coche fúnebre / CG

El gasto funerario en Barcelona ha caído un 7% desde 2012

El aumento de la competencia deja en 3.190 euros de media el coste de un servicio integral tras una defunción

3 min

El gasto funerario ha caído un 7,32% en Barcelona desde 2012. El ajuste del precio del servicio integral tras una defunción se ha producido a partir de la introducción de más competencia en la ciudad, el aumento del IVA y los coletazos de la crisis económica. En este escenario las familias barceloneses pagan de media 3.190 euros más IVA para inhumar o incinerar el cuerpo de un ser querido.

Estos datos forman parte de las conclusiones del estudio El Gasto Funerario en la Ciudad de Barcelona, que firman el catedrático Oriol Amat y el economista Marc Oliveras para la Universidad Pompeu Fabra (UPF).

Según los investigadores, el precio de enterrar o incinerar a un familiar tras su muerte es menos costoso de lo que habitualmente se cree.

Por debajo de la media

La cata de mercado revela que el precio medio de un servicio de estas características en Barcelona queda por debajo de la media de Estados Unidos (a partir de 5.659 euros), Reino Unido (4.266 euros) o Francia (4.051 euros).

Ello ocurre pese a que España tiene uno de los Impuestos sobre el Valor Añadido (IVA) más elevados del mundo. El 21% que grava los servicios funerarios en España sólo es superado por las tasas de Letonia, Lituania, Hungría, Croacia y Bélgica.

El trabajo también hace hincapié en la porción de gasto inducido por las administraciones. Los impuestos o el destino final del cuerpo (inhumación o incineración) se pagan a las autoridades municipales, y suponen el 36% del coste del servicio.

Aumento de los seguros

Pese a ello, los ciudadanos están cada vez más preparados para afrontar el pago inesperado que supone la muerte de un familiar. El porcentaje de defunciones cubiertas por un seguro se ha incrementado del 59,57% al 75,63% entre 2010 y 2016.

Por su parte, los decesos cubiertos por servicios subvencionados por la situación económica de la familia es del 4,4%.

Ambas cifras generan muchos menos pagos en el momento del deceso; sólo el 20% de las familias de Barcelona deben afrontar el gasto funerario sin ayuda alguna cuando pierden a uno de sus miembros.

Diferencias por distritos

Por otro lado, los autores del estudio subrayan las diferencias de un servicio funerario entre los distritos de Barcelona.

El gasto medio de despedir a un familiar supera ampliamente los 4.000 euros en Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi, los que tienen más renta de la ciudad.

Por contra, Nou Barris y Ciutat Vella presentan presupuestos medios por defunción que no alcanzan los 3.000 euros.