Menú Buscar
Imagen de un desfile de La Coronela en Barcelona / CG

La Coronela de Barcelona actúa de agencia de tours pirata

La asociación extremista de recreación histórica de la ciudad de 1714 hace negocio con rutas a pie sin guía oficial

3 min

La Coronela de Barcelona actúa de agencia de viajes pirata. La asociación extremista de recreación histórica vende tours a pie por Barcelona a diez euros por persona. Las rutas las hace --y se las embolsa-- la propia entidad, sin contratar a un guía acreditado oficialmente. Ello no es óbice, sin embargo, para que el president Carles Puigdemont haya anunciado su intención de dispensar una recepción especial al grupúsculo el próximo 11 de septiembre, coincidiendo con la Diada de Cataluña. 

"Los tours parten del Portal de Santa Madrona los sábados a las 17:00 horas, y los primeros domingos de cada mes. Hace poco que los hacemos", explica Nicolás Martín, portavoz de la agrupación. 

¿En qué consisten? "Son rutas sencillas a pie, de dos horas, por las calles. Explican la vida en la Barcelona de 1714, sobre todo el día a día en la calle", agrega el activista. La Coronela acepta a grupos de hasta diez personas, ampliables a 20. 

"Basta de intrusismo"

Planteados con esta particular oferta turística nacionalista, los guías profesionales son tajantes. "Es otra muestra más de intrusismo en el sector. Gente sin acreditación ni conocimientos históricos que hace el agosto en el sector por la falta de regulación", explica a Crónica Global Mari Paz Alonso, portavoz de la asociación profesional de guías APIT-Barcelona. 

La profesional aporta otro elemento. "En Barcelona hay un puñado de empresas de tours pirata. En este caso hablamos de una asociación que lo hace con unos fines concretos: divulgar una ideología, y no la historia o cultura de la ciudad". 

¿Dónde queda la legalidad? "La regulación es muy laxa. Los tours a pie de la Coronela, si no entran en monumentos calificados de interés cultural, quedan en el terreno de la alegalidad absoluta", concluye.

El próximo 11 de septiembre, el Gobierno catalán dejará partir a la asociación desde la sede del Govern después de que el Ayuntamiento de Barcelona rechazara dejar un espacio municipal para el inicio del desfile, como había autorizado el equipo de Xavier Trias (CDC) en el pasado.