Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una trabajadora de una residencia da la mano a una anciana / EFE

La cuarentena poshospitalaria, el reto para mayores dependientes

Los expertos recomiendan a los cuidadores “extremar medidas” para proteger al grupo de riesgo

Víctor Recacha
4 min

Las personas mayores han sufrido una menor mortalidad en la segunda ola de la pandemia del coronavirus. Hay más supervivientes, aunque al salir del hospital se encuentran con otro problema: el de hacer frente a la cuarentena en su casa.

Aislarse ya es difícil para las personas autónomas, pero aún lo es más para quienes necesitan cuidados. El tiempo de estos encierros han variado con los cambios en los protocolos, y ahora están fijados en los 10 días en Cataluña. Un periodo de tiempo en el que, para la población de mayor edad que no puede cocinar o hacer vida por sí mismos, necesitan apoyo, ya sea familiar o profesional.

 

 

La salud mental de los adultos mayores durante la cuarentena / FLENI

Supervivientes

La mayor supervivencia al Covid en la tercera edad tiene que ver con el perfeccionamiento de los tratamientos médicos. “La mortalidad es más baja porque los profesionales de la salud saben mejor cómo tratarlos y cómo evitar las complicaciones”, sintetiza Daniel López, investigador del Grupo de Biología Computacional de la UPC.

Gemma Navarro, epidemióloga del Hospital Parc Taulí de Sabadell, confirma esta tendencia. “En esta segunda ola, ha habido menos mortalidad”, indica, aunque “no solo en gente mayor, sino de la población en general”.

Un adulto mayor pasea junto a una mujer por La Diagonal de Barcelona / EFE
Un adulto mayor pasea junto a una mujer por La Diagonal de Barcelona / EFE

Aislamiento dependiente

Los expertos validan la entrada de cuidadores a casa de personas mayores como excepción a la cuarentena. “Es verdad que muchas necesitan cuidadores”, afirma la doctora Navarro. “También se tiene que valorar cada situación individual y si necesitan ayuda, alguien tendrá que prestársela”, explica.

Navarro aconseja que los cuidadores que se ocupen de este trabajo "se protejan para no transmitir la enfermedad”. Además, la epidemióloga recuerda que “las personas mayores tienen un factor de riesgo y tienen que tener cuidado siempre, no solo cuando salen del hospital”.

Como resume el profesor Daniel López, “la gente mayor que necesita apoyo, lo debe tener”, pero “hay que tomar las medidas adecuadas para intentar minimizar el contagio”. En cuanto a la transmisión del virus, el contacto entre este colectivo y sus cuidadores “no es el foco más importante”, tranquiliza el investigador.

Enfermeras asisten a Arcelia Aguilar para que abrace a un familiar por medio de una cortina de plástico en un hogar / RODRIGO SURA (EFE)
Enfermeras asisten a Arcelia Aguilar para que abrace a un familiar por medio de una cortina de plástico en un hogar / RODRIGO SURA (EFE)

Cuidadores inmunes

Para la doctora Navarro, aunque los cuidadores hayan pasado ya el virus, no se soluciona el problema. “Tampoco sabemos muy bien cuánto tiempo dura la inmunidad, si dura tres meses… Se está estudiando”, apunta.

Dos empleadas de una farmacia atienden a un cliente /  MANUEL BRUQUE (EFE)
Dos empleadas de una farmacia atienden a un cliente / MANUEL BRUQUE (EFE)

Por todo ello, se reclama que no se relajen las precauciones si se ha pasado el virus. “Mi recomendación sería que los cuidadores se protejan”. Y más con este perfil, los más vulnerables. “Yo lo haría. Por ellos”.

Destacadas en Vida