Menú Buscar
Imagen de la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Les Corts, la principal de Barcelona / CG

La histeria por el coronavirus golpea la central de Mossos en Barcelona

Una falsa alarma bloquea durante unas horas la comisaría de Les Corts, la principal sede de la policía autonómica en la capital catalana

4 min

La histeria colectiva por el coronavirus golpea la comisaría central de los Mossos d'Esquadra en Barcelona. Una falsa alarma dejó en mínimos el miércoles la comisaría de la policía catalana en Les Corts, el complejo de seguridad más importante del cuerpo en la Ciudad Condal. La surrealista tarde acabó con la luz verde de emergencias, ya que el episodio por presunta neumonía de Wuhan (China) resultó ser infundada.

Una portavoz de los Mossos ha detallado a este medio que el caso existió, pero que fue una falsa alarma. Voces policiales no oficiales han aportado más información. Los agentes detuvieron el miércoles por la tarde a dos personas que habían estado de viaje en Milán (Italia) recientemente. La capital de la Lombardía es una de las zonas en las que ha habido transmisión comunitaria del patógeno y una de las que el Ministerio de Sanidad recomienda no visitar. Por este criterio epidemiológico y sospechas clínicas, los Mossos pensaron que los arrestados podían estar infectados por coronavirus.

Comisaría 'bloqueada'

Ello activó los protocolos de emergencia que ha puesto en marcha el Departamento catalán de Salud. Mossos avisó al Sistema de Emergencias Médicas (SEM), han señalado las fuentes consultadas, y, a su vez, emergencias derivó el caso a un médico epidemiólogo para que comprobara el caso. Sobre las cinco y media de la tarde, agregan las mismas fuentes, la crisis se convirtió en semihisteria. Los policías bloquearon la entrada de detenidos a Les Corts, por lo que los nuevos arrestos tuvieron que ser derivados a otras comisarías de Barcelona.

La cúpula policial de la sede en la que trabaja el aún mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero --imputado por el procés y juzgado estos días en la Audiencia Nacional-- alertó a los efectivos policiales que habían realizado las dos detenciones. También a los funcionarios que en aquel momento desempeñaban tareas en la sede policial. Se les conminó a tomar medidas de prevención ante lo que podría ser un doble caso de coronavirus.

Los sindicatos piden medidas

No fue así. Los dos detenidos no presentaban contagio por neumonía de Wuhan o Covid-19, indican fuentes conocedoras. ¿Qué dice el SEM? Que informa solo de los casos confirmados. Es decir, que fue una falsa alarma que obligó a activar otras comisarías para alojar a detenidos y a activar a los jefes de servicio del turno. Todo ello se produjo el mismo día en el que el Departamento catalán de Salud confirmó el segundo positivo tras test PCR, un italiano de 22 años que se encuentra ingresado en el Hospital Clínic Barcelona.

El semibloqueo de la comisaría de Les Corts tuvo lugar también horas después de que CSIF, sindicato mayoritario en la administración pública de Cataluña, pidiera, precisamente, medidas contra la propagación del virus entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. El sindicato pidió información actualizada, medidas de protección y formación específica para policías, sí, pero también para profesionales de la sanidad pública, de puestos fronterizos o de atención al ciudadano.