Menú Buscar
El Hospital de Txagorritxu, en Vitoria (Álava), donde ocurrió el incidente / CG

Le dicen que su mujer tiene coronavirus e intenta apuñalar al médico

Un hombre tuvo que ser reducido en urgencias de un hospital vasco después de que los sanitarios le informaran de que su esposa es sospechosa de sufrir Covid-19

3 min

Un hombre trató ayer de apuñalar a los sanitarios que le comunicaron que su esposa es sospechosa de haberse infectado con coronavirus. Un hombre tuvo que ser reducido en el Hospital Txagorritxu de Álava (País Vasco) después de amenazar con armas blancas a los médicos que le informaron de que su mujer podría haber contraído Covid-2019.

Según avanzó El Diario Vasco y ha podido confirmar este medio de fuentes policiales, el incidente ocurrió en la zona de urgencias del centro sanitario por la tarde. Una pareja de vecinos de Álava acudió al hospital con un cuadro aparentemente infeccioso de la mujer. El equipo sanitario de Txagorritxu activó el protocolo de combate contra la neumonía de Wuhan (China), ya que los síntomas clínicos eran equivalentes a la enfermedad. Tras ello, pidieron al hombre que saliera del box de urgencias para tratar a su esposa. El hombre se negó y, en ese momento, sacó dos cuchillos que llevaba escondidos en la ropa.

Enfrentamiento con la Ertzaintza

La situación se tensó. El personal médico llamó a la Ertzaintza, que acudió a la zona de Urgencias de la ciudad sanitaria. En un primer intento, los agentes trataron de reducir al individuo, pero no lo consiguieron. La intervención se tornó virulenta, con el agresor tratando de apuñalar a los policías y rodando entre boxes y llevándose cortinas y aparataje de hospital consigo.

Finalmente, la policía autonómica vasca tuvo que llamar al Bizkor, las patrullas de prevención y respuesta inmediata que lidian con incidentes violentos en la calle. Estos efectivos sí consiguieron arrestar al atacante.

Agentes en cuarentena

El suceso, no obstante, no terminó en aquel momento. Los agentes de la Ertzaintza que actuaron contra el hombre armado con dos cuchillos tuvieron que ser aislados en sus casas para determinar si han contraído coronavirus y, en tal caso, tratarlo. Asimismo, la ropa que llevaba el Bizkor tuvo que ser cerrada en bolsas y llevaba a lavar para su desinfección. Por su parte, otros funcionarios tomaron declaración al detenido y le dejaron en libertad con cargos.

El caso sospechoso de coronavirus en el hospital Txagorritxu de Álava se podría sumar a los 244 detectados en toda España por los servicios sanitarios, según datos del Ministerio de Sanidad. Tres de ellos han resultado en exitus o muerte. Solo en Cataluña hay 28 positivos por contagio, uno de ellos en estado grave.