Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Blanqueamientos, carillas y ortodoncia invisible, soluciones estéticas más demandadas en las consultas odontológicas / EUROPA PRESS

Coronas y carillas dentales estéticas en dientes sanos: una moda peligrosa

‘Influencers’ y famosos se apuntan a estos tratamientos para conseguir una ‘sonrisa Instagram’

Beatriz de la Rica
11 min

Famosos e influencers ponen de moda los tratamientos de coronas o carillas dentales para conseguir una sonrisa perfecta y la convierten en una tendencia peligrosa. Algunas personalidades del mundo de la música se han realizado este tipo de retoques de implantología dental, como Miley Cyrus, Nicky Jam, J Balvin y Becky G. También el entrenador alemán del Liverpool, Jürgen Klopp, ha reconocido en público que se ha implantado una coronas tras ver “la nueva sonrisa” que le hicieron a Roberto Firmino, futbolista brasileño de su equipo.

Influencers como la mexicana Yuya y la española Lizi P llevan carillas estéticas. Lizi P cuenta en su canal de Youtube que, a pesar de sufrir de agenesia dental (patología genética que provoca la falta de dientes), finalmente se decidió a ponerse carillas por motivos estéticos. El caso más destacado es el del cantante y trapero Bad Bunny que, en un encuentro con el músico Residente (Calle 13), advirtió a la audiencia sobre los peligros de hacerse coronas en unos dientes sanos: “Yo quiero decirle a todas las personas que no se hagan los dientes. Es el peor error que puede cometer un ser humano”. Y continúa: “Yo me arrepiento todos los días de mi vida. No es posible volver a mis dientes originales, porque en el proceso los lastimaron. Es una cabrona moda”.

Concepto “diseño de sonrisa”

El “diseño de sonrisa” es un concepto odontológico en el que hay una parte curativa y terapéutica, y otra parte estética. Los pacientes que no están satisfechos con sus dientes deciden hacerse un diseño de sonrisa en el que se realizan unas modificaciones de manera personalizada para cada caso, con el fin de conseguir una mejor funcionalidad y estética.

Además, este estudio de la sonrisa se apoya en tecnología y simulaciones 3D para mostrar al paciente cómo quedarán sus dientes antes de empezar el proceso. “El mejor diseño de sonrisa es el que busca tanto la funcionalidad como la estética. No solo centrarse en lo que los dentistas llamamos la cosmética dental”, afirma el doctor Antoni Gómez, presidente del Col·legi Oficial d'Odontòlegs i Estomatòlegs de Catalunya (COEC). Gómez diferencia entre los términos odontología funcional y odontología satisfactiva. En la primera se busca la funcionalidad de los dientes, y en la otra la satisfacción y el gusto del paciente. Para un tratamiento dental ideal, se deben tener en cuenta ambas perspectivas.

Tratamiento de coronas o carillas dentales

“El tratamiento de coronas dentales pasa por desgastar todo el contorno del diente para poder colocar encima la corona. En el caso de las carillas dentales o frentes estéticos, lo que se desgasta es la parte frontal de los dientes”, explica el doctor Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas de España. “La dentina y el material dental perdido en este proceso no se pueden recuperar”, aclara Castro. Por este motivo, pueden haber otras alternativas para mejorar estéticamente una boca sana.

Este odontólogo también declara que “es un tratamiento que te puede durar toda la vida, si los cuidas bien”. Aunque tienen una duración aproximada de unos 10 o 15 años. Debido a esto, se puede considerar una moda peligrosa entre los pacientes más jóvenes ya que probablemente se verán obligados a renovar sus prótesis hasta cuatro o cinco veces durante su vida.

Una mujer sonríe tras un tratamiento dental / EUROPA PRESS
Una mujer sonríe tras un tratamiento dental / EUROPA PRESS

Alternativas menos invasivas

“En muchas ocasiones, los pacientes que buscan estos tratamientos son personas que se preocupan por su físico y quieren mejorar su dentadura sin esperar mucho”, asegura Óscar Castro. Y añade: “A base de tratamientos menos invasivos como la ortodoncia o el blanqueamiento, se pueden conseguir unos resultados muy satisfactorios, pero la gente busca la inmediatez”.

El tratamiento de ortodoncia se trata de un proceso mucho más largo que la sustitución de los dientes por coronas o carillas, pero resulta mucho menos invasivo y agresivo para este órgano vital que tenemos en la boca. Sí, los dientes son órganos y están vivos. De ahí la importancia de tener una buena salud e higiene bucal, y no solo una bonita sonrisa para Instagram.

Obsesión por lo ‘extra white’

Existe una cierta fijación social por la blancura dental. Según el doctor Castro: “Además, vivimos en una época donde se pone muy en valor la estética. Somos una sociedad hedonista. Y los pacientes piden tonalidades de blanco que no existen en la naturaleza”.

“La blancorexia es la obsesión que puede tener un paciente por tener los dientes más blancos. Es un tratamiento menos agresivo, pero tampoco se puede abusar de él”, destaca el doctor Antoni Gómez. Debido a esto, también se populariza la venta de productos dentales domésticos, o los remedios caseros para blanquear los dientes, como el bicarbonato con limón, que destruye el esmalte dental, según ambos expertos.

Recomendaciones de los odontólogos

“Cada tratamiento requiere una individualización”, subraya el facultativo Óscar Castro. Por su parte, el odontólogo recomienda acudir siempre a un dentista colegiado de confianza para que pueda realizar el diagnóstico y la planificación del tratamiento de forma personalizada y única para cada caso.

Por otra parte, el doctor Antoni Gómez destaca la responsabilidad que tienen los profesionales de la odontología en “proporcionar toda la información necesaria sobre el proceso. Los pros y los contras. Para que cada paciente pueda tomar la decisión que mejor considere con toda la información del experto”.

Ley de Publicidad Sanitaria

Algunos influencers y marcas de productos dentales han sido denunciados recientemente por la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA-Consumidores en Acción), debido a unas promociones ilícitas publicadas en redes sociales. Por casos como este, el conjunto de profesionales en el sector odontológico también reclama retomar la Proposición de Ley de Publicidad Sanitaria, presentada en 2018 por el PP. El doctor Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas, se ha reunido con miembros de diferentes partidos para tratar de renovar la normativa vigente que regula la publicidad y los productos del sector de la salud desde 1996.

“Por mucha mejora que se pueda incorporar a la normativa de Publicidad y Productos de Salud del 96, lo realmente urgente es aplicar la normativa que ya hay”, insiste Rubén Sánchez, secretario general de FACUA-Consumidores en Acción, asociación dedicada a la defensa de los derechos de los consumidores. La responsabilidad de regular la publicidad sanitaria para que sea verídica y exacta es de las administraciones públicas. Sánchez denuncia que el gran déficit que tenemos por parte de las administraciones públicas es “la falta de control y de reacción ante el incumplimiento de la ley”. Y recuerda que “cualquier CCAA tiene la capacidad de poner un expediente regulador a una empresa o de comunicar algún tipo de alerta pública”.

Ley de Sociedades Profesionales

El presidente del colegio profesional de dentistas de Cataluña, Antoni Gómez, se une a la demanda de renovar la ley de publicidad pero destaca la necesidad de “revisar de nuevo la Ley de Sociedades Profesionales para evitar prácticas mercantilistas por parte de algunas marcas y clínicas dentales”. Según Gómez, el modelo de negocio de clínica dental como franquicia actual puede llegar a perjudicar los intereses y los derechos de los usuarios. “Cualquiera que no sea dentista puede abrir una franquicia dental”, manifiesta Antoni Gómez, y añade: “Cuando los dueños son empresarios o fondos de inversión se priorizan la productividad y el beneficio económico, antes que la salud de los pacientes”.

Por su parte, Óscar Castro como presidente del Consejo General de Dentistas de España ha aprovechado la reunión con los partidos políticos para recalcar la importancia de modificar esta normativa. Se propone modificar la ley de sociedades profesionales para que todas las compañías que tengan como objeto social la prestación de servicios profesionales se deberán inscribir en el Registro Mercantil como Sociedades Profesionales. Así tendrán la obligación de cumplir los códigos deontológicos de los Colegios Profesionales.