Menú Buscar
Comisaría de Cornellà de Llobregat donde un hombre ha sido abatido esta mañana al intentar acceder al edificio con un cuchillo / EFE

El atacante de Cornellà se acababa de separar de su esposa

Abdelouahab Taib, argelino de 29 años, convirtió a su mujer al islam antes de que ambos rompieran porque éste "perdió la cabeza"

3 min

El atacante de Cornellà de Llobregat se acababa de separar de su esposa. Abdelouahab Taib, argelino de 29 años que ha atacado la comisaría de los Mossos d'Esquadra hoy lunes, 20 de agosto, convirtió a su mujer al islam antes de que ambos pusieran punto y final a su relación.

Según ha avanzado El Periódico, Taib, que ha arremetido contra la sede policial con un cuchillo de grandes dimensiones al grito de Alá es grande, se separó de su esposa porque "había perdido la cabeza". Antes, ambos habían contraído matrimonio para que éste pudiera permanecer en España. La esposa del atacante, Luci, es de nacionalidad española, de 40 años y tiene dos hijos de un matrimonio anterior con una persona de origen asiático.

Acuerdo para dejar la casa

El agresor, que ha intentado atacar a los agentes de los Mossos d'Esquadra antes de ser abatido por la policía autonómica, acordó con su mujer abandonar el domicilio familiar a finales de agosto tras romper la semana pasada. La casa que ambos compartían en la calle Garraf número 6 de Cornellà de Llobregat, y que la policía autonómica está registrando hoy, se iba a convertir pues en el exhogar del atacante.

Fuentes cercanas al cuerpo autonómico de seguridad han confirmado que Abdelouahab Taib, con un documento nacional de identidad (DNI) argelino, ayudó a la conversión de su mujer y ésta pasó a llevar la cabeza cubierta con un pañuelo. El hombre no contaba con antecedentes policiales.

La Audiencia Nacional asume la investigación

A medida que se van conociendo datos de la identidad del atacante de la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Cornellà, también se asignan las responsabilidades de cada cuerpo. La policía autonómica asumirá la investigación del presunto atentado. Pese a ello, la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera, ha ofrecido la ayuda de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía (CNP).

En paralelo, la Audiencia Nacional ha cogido las riendas de la investigación. El caso ha recaído sobre la sala de Instrucción número 2, que dirige el juez Ismael Moreno, el más veterano del tribunal especial.