Menú Buscar

Arrojan un cordero negro muerto en la casa del primer alcalde de color de Baleares

La Guardia Civil investiga el incidente, condenado por todos los grupos políticos, para determinar si se trata de un acto de índole racista

13.09.2017 02:19 h.
5 min
Arrojan un cordero negro muerto en la casa del primer alcalde de color de Baleares

El alcalde del municipio mallorquín de Alaró, Guillem Balboa (Malabo, 1965), quien el pasado mes de junio se convirtió en el primer alcalde de color en Baleares en virtud de un pacto entre su partido, la formación econacionalista MÉS, y el PSOE, se ha topado estos días con el incidente más desagradable desde que tomó la vara de mando de la localidad: unos desconocidos arrojaron un cordero negro agonizante en el patio de su domicilio con signos de haber sido apaleado previamente. El primer edil se encontraba de vacaciones cuando sucedieron los hechos y, al volver a su casa, halló al animal en avanzado estado de putrefacción.

Balboa, tal y como han precisado fuentes de la Guardia Civil a Crónica Global, decidió el pasado 30 de agosto, nada más descubrir el cuerpo, acudir a las dependencias del Instituto Armado en Binissalem para denunciar el suceso. Los agentes abrieron de inmediato diligencias para investigar si lo ocurrido había sido un acto de índole racista, si bien las pesquisas llevadas a cabo hasta el momento conducen a determinar que se trata más bien de una “gamberrada”.

En cualquier caso, la Benemérita continúa investigando quién pudo ser el autor de este episodio funesto y apunta por ahora a la comisión de un delito de daños.

Apoya el referéndum catalán

El alcalde, quien llegó a Mallorca a los cuatro años de edad y en la actualidad se define como soberanista --su apoyo al referéndum de Cataluña es patente en las redes sociales--, ya tuvo que hacer frente a otro lance cuando sufrió un escrache, hace un mes, por parte de un grupo de jóvenes que protestaban por la ausencia de música en los bares mientras se celebraban las fiestas de la localidad. Al encontrarlos esperándole a la puerta de su casa y para calmar sus ánimos, Balboa les transmitió que los locales no disponían de licencia para ello, por lo que debía hacer cumplir la normativa.

Desde primera hora de este martes, una vez trascendido el incidente del cordero, todos los grupos políticos se han volcando con Balboa. Y entre quienes se han pronunciado al respecto se encuentra el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias: "Todo mi apoyo a Guillem Balboa. Frente al fascismo y su violencia, ahora y siempre, resistencia".

También desde las filas del PP han mostrado su solidaridad con él. De hecho, la portavoz de la formación en el Parlament balear, Margalida Prohens, ha condenado unos actos que considera “salvajes”, mientras que el PSOE de las islas ha expresado su “apoyo inequívoco” frente a unos hechos que “no deberían tener cabida” en la sociedad actual.

Procedente de Guinea

La historia del mandatario municipal, hermano de la reconocida cantante Concha Buika y de los actores Armando y Boré Balboa, es peculiar. Nació en Guinea Ecuatorial cuando ésta era aún colonia española y cuatro años después su familia se trasladó a Mallorca. Su padre, Juan Balboa Boneke, llegó a ser ministro en el país africano. “Soy hijo de una gente que vio morir prematuramente sus sueños” y que “luchó por mantenerse en pie”, ha llegado a manifestar en alusión a la represión sufrida por la etnia bubi, de la que es originario.

En la isla, Guillem Balboa simpatizó con las corrientes soberanistas e independentistas y se muestra a favor del procés en Cataluña. Recientemente, la polémica salpicó Alaró después de que el ayuntamiento permitiera la colocación de una pancarta en la céntrica avenida de la Constitución que rezaba "Independència Països Catalans", a petición de Esquerra Republicana del municipio mallorquín. El cartel fue instalado el 6 de septiembre y enseguida levantó la polvoreda, por lo que tuvo que ser retirado horas después.

¿Quiere hacer un comentario?