Menú Buscar
Un coche patrulla de los Mossos d'Esquadra / MOSSOS

Convive con el cadáver momificado de su marido durante un mes

La mujer tiene una enfermedad mental y padece síndrome de Diógenes

3 min

Una mujer de Begur, en Girona, ha convivido durante más de un mes con el cadáver momificado de su marido, del que ahora se investigan las causas de la muerte. La Policía Local de este municipio de la Costa Brava ha localizado poco antes de las 7:00 horas de este miércoles en su casa el cuerpo de esta persona de 72 años y nacionalidad británica.

A la espera de los resultados de la autopsia, todo apunta a que su mujer, que tiene diagnosticada una enfermedad mental y padece síndrome de Diógenes, ha convivido con él y con un perro pastor alemán durante todo este tiempo.

Alerta a la policía

Han sido unos vecinos de la urbanización Residencial Begur los que han alertado a la Policía Municipal tras escuchar los gritos de la mujer desde la noche del martes. 

Una patrulla se ha personado en el domicilio, en el que la pareja británica había fijado su domicilio desde hace años. Los agentes han sabido que hacía días que la mujer no quería mantener contacto con los asistentes de servicios sociales que les hacían el seguimiento y, a su llegada, tampoco les ha dejado entrar en la casa.

"Descansando"

Cuando le han preguntado si podían hablar con su marido, les ha contestado que no era posible, porque "desde el viernes estaba descansando, durmiendo". Esta respuesta ha llevado a los agentes a sospechar que estaba muerto, por lo que han acudido al lugar Mossos d'Esquadra y sanitarios del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Finalmente, la mujer les ha permitido entrar en la casa, pero no han podido acceder a la habitación de matrimonio, la única en la que había una cama, porque un perro muy agresivo les impedía entrar. Ante esta situación, han alertado a la protectora de animales municipal y, cuando han retirado al pastor alemán con todas las garantías, los agentes se han encontrado el cuerpo momificado.

Fallecimiento 

El forense ha determinado que el fallecimiento tuvo lugar hace uno o dos meses. El cuerpo ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Girona, donde está previsto que este jueves se le practique la autopsia para esclarecer las causas de la muerte, aunque todo apunta a un fallecimiento natural. 

La mujer ha sido trasladada al centro psiquiátrico del parque hospitalario Martí Julià de Salt para someterla a una valoración de su estado y ha accedido a un ingreso voluntario.