Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Edificio de Móstoles donde presuntamente ocurrieron los hechos / GOOGLE STREET VIEW

Convive un año y medio con el cadáver momificado de su padre, presuntamente para cobrar su pensión

El hombre se enfrenta a un posible delito de estafa a la Seguridad Social, aunque falta averiguar de qué murió su progenitor

3 min

La Policía Nacional halló durante la entrada de una comisión judicial en un desahucio en la calle de Palafox de Móstoles (Madrid) que un hombre llevaba cerca de año y medio conviviendo con el cadáver de su padre, presuntamente para cobrar su pensión.

Según ha avanzaron a Telemadrid y confirmaron a EFE fuentes de la Jefatura Superior de Policía, los hechos se remontan al 20 de enero, cuando la comisión judicial se disponía a entrar en el número 1 de la calle de Palafox, después de que su propietario llevara años sin pagar el alquiler de la vivienda.

El hijo se tiró por la ventana

Al llegar a la casa, los agentes vieron cómo un hombre "se tiró por una de las ventanas", sufriendo heridas "muy graves", aunque salvó su vida y se recupera en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda. Al inspeccionar la vivienda, fue cuando los agentes encontraron en una de las habitaciones "el cadáver momificado de un hombre de unos 80 años", padre de la persona que poco antes se había lanzado al vacío.

Los forenses intentan ahora averiguar la causa de la muerte del octogenario --que podría llevar muerto "al menos 18 meses"-- y cuándo falleció, aunque algunos vecinos de la zona explicaron a Telemadrid que no lo veían desde junio de 2020.

Posible estafa a la Seguridad Social

Según las primeras investigaciones, la persona que saltó por la ventana se separó de su mujer en 2014 y se fue a vivir con su padre a Móstoles, para poder vivir de su pensión y no tener que pagar una compensación económica a su exmujer y a su hija. Según El Mundo, el piso del padre era de alquiler de renta antigua y, desde que llegó su hijo, los recibos no se abonaron, por lo que el propietario le denunció por impago tras varios requerimientos e inició el proceso de desahucio.

Tras morir el padre, el hijo no comunicó su muerte para, presuntamente, seguir cobrando su pensión por falta de ingresos, según sospechan los investigadores. Asimismo, han averiguado que cada mes iba al banco a retirar el dinero. El hombre se podría enfrentar a un delito de estafa a la Seguridad Social, aunque falta averiguar la causa de la muerte y si cometió algún delito más.