Menú Buscar
Un menor con asma / MAPFRE

La contaminación podría ser la causa del 48% de casos de asma infantil en Barcelona

Un estudio del ISGlobal expone la relación entre los casos de problemas respiratorios en menores y el poder adquisitivo de las familias

3 min

Una investigación del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) señala que hasta 1.230 casos de asma infantil en Barcelona (es decir, el 48% del total) podrían tener su causa en la contaminación atmosférica. Esta plataforma de estudios apunta, además, que los menores de familias con más recursos económicos tendrían más posibilidades de sufrir estos problemas respiratorios.

David Rojas, investigador del centro impulsado por La Caixa que ha coordinado el estudio, ha destacado que existen más casos de asma infantil en los núcleos familiares con mayor poder adquisitivo. Este sector poblacional "tiende a vivir donde hay más tráfico" y ello repercute en la exposición a la contaminación y, probablemente, en los problemas para respirar

Tres partículas contaminantes

El trabajo del ISGlobal se ha centrado en el número de casos de esta afección relacionados con el dióxido de nitrógeno, las partículas finas y el carbono negro, los "tres contaminantes atmosféricos principales" en el aire.

Los investigadores han desarrollado dos supuestos escenarios de contaminación para estimar la carga de enfermedad del asma infantil. Uno de ellos se basa en los niveles máximos anuales de contaminación atmosférica contemplados en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS); el otro, en los datos más bajos de polución del aire de Barcelona detectados en una revisión de 41 estudios científicos anteriores. 

Resultados

Los resultados, publicados en la revista especializada Enviromental Research, reflejan que si se cumpliera lo estipulado por la OMS, en Barcelona habría 478 casos menos de asma infantil atribuibles a las partículas finas suspendidas en el aire (19% del total) y se evitarían 454 casos asociados al dióxido de nitrógeno (18% del total). 

En el supuesto de los niveles más bajos de contaminación, la reducción de casos de problemas al respirar relacionados con el dióxido de nitrógeno sería de 1.230 (48% del total). También podrían evitarse 992 casos atribuibles a las partículas finas (39%) y 789 en el caso del carbono negro (31%).