Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una alumna de una clase de música toca un instrumento de viento / EP

Los conservatorios y escuelas de música inician el curso en Cataluña pese al riesgo de contagio

Distancia social, ventilación constante de las aulas y desinfección de los instrumentos son algunas de las medidas para prevenir las infecciones

2 min

Los conservatorios y escuelas de música de Cataluña inician hoy el curso pese al riesgo de contagio que suponen los instrumentos de viento y el canto coral. Las agrupaciones musicales venían pidiendo el restablecimiento de su actividad desde el pasado mayo, cuando asociaciones como la Confederación Española de Sociedades Musicales (CoESsM) pidió al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social que pautara los protocolos sanitarios necesarios para reanudar los ensayos, clases y conciertos.

Las medidas adoptadas para proteger a los alumnos se basan en recomendaciones como las del Instituto Bernhard Richter, que, pese a reconocer que la actividad respiratoria al cantar o tocar un instrumento de viento puede suponer un riesgo de infección más elevado, asegura que los aerosoles y gotículas producidos durante esta actividad no son un peligro si se siguen las normas adecuadas, según sus investigaciones.

Medidas anti-Covid-19

La norma preventiva por excelencia será la distancia de seguridad. En la mayoría de los espacios será de 1,5 metros, mientras que en el caso de los instrumentos de viento y los grupos de canto se establecerá entre los 2,5 y los tres metros. Además, los espacios cerrados se ventilarán por un mínimo de diez minutos entre clase y clase.

El alumnado mayor de 12 años deberá esperar fuera del centro hasta que comience su clase y las familias no podrán acompañar a los chicos. Los instrumentos se desinfectarán después de cada uso y no se realizarán actividades con público o reuniones presenciales con más de diez personas.