Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede de la Consejería de Derechos Sociales de la que depende la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (DGAIA), en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

El Consell de la Informació da la razón a ‘Crónica Global’ frente a la DGAIA

El organismo considera que en ningún momento se vulneraron los derechos de tres menores de edad cuyo padre se quedó sin su custodia

4 min

El Consell de la Informació (CIC) ha dado la razón a Crónica Global en la forma en que trató una información sensible por afectar de forma directa a tres menores de edad. El organismo que vela por el ajuste de los medios de comunicación a las normas deontológicas de la profesión se pronuncia a raíz de una queja interpuesta por la Direcció General d’Atenció a la Infancia i l’Adolescència (DGAIA) sobre la divulgación de la denuncia de un padre que se quedó sin la custodia de tres pequeños “de una forma que considera injusta”.

El organismo que depende de la Generalitat consideró que se habían vulnerado tanto el principio del derecho a la privacidad como el de protección de los derechos de los menores, así como las recomendaciones del Manual de estilo para los medios de comunicación sobre el maltrato infantil. El CIC no ha entrado ni siquiera a analizar este último documento porque “en ningún momento queda acreditado que los menores sufrieran maltrato por parte de su padre”.

Aval por unanimidad

El aval al trabajo periodístico que está tras la publicación del artículo que propició la queja se ha conseguido por unanimidad. También se ha dado a otras informaciones análogas que se publicaron en el medio local ilerdense La Mañana.

Los miembros de este organismo que está adscrito al Col·legi de Periodistes concluyen que en ambos casos se ha explicado “la versión del padre, que ha aportado la documentación necesaria para hacerla creíble e incluyen a versión de la DGAIA cuando esta la ha querido dar”. Además, indica que en ningún momento se ha tratado a los niños implicados en el caso “de una forma irrespetuosa” ni que se atente “contra su dignidad ni especulen sobre sus sentimientos”. “De ambos textos solo se concluye que son víctimas de las circunstancias”, manifiesta el CIC.

Imágenes pixeladas

En cuanto a la divulgación de imágenes, señala que solo se ha publicado una fotografía que cedió de forma voluntaria el padre de los pequeños y que, en ella, los niños aparecen con el rostro pixelado. Destaca que es una práctica habitual de los medios de comunicación para “preservar la identidad de los menores de edad” y que en el caso en concreto que se ha analizado, “impide que cualquier persona de fuera del entorno familiar les pueda reconocer”. Además, certifica que es respetuosa y que en no atenta contra la dignidad de los pequeños.

Por todo ello, considera que se ha ponderado de forma correcta la divulgación de una información de interés general con la protección de los menores.