Menú Buscar
Mujer durmiendo / UNSPLASH

¿Harto de no dormir por las noches por culpa del calor?

Cinco consejos para refrescarse y dormir mejor durante las noches con altas temperaturas

03.08.2018 13:58 h.
3 min

Los termómetros registran temperaturas de más de 40 grados estos días. España está sumida en plena ola de calor, algo que dificulta mucho nuestra rutina. Pero sobre todo el descanso, porque dormir por las noches puede llegar a ser un verdadero incordio para todas esas personas que no tienen la suerte de disponer de aire acondicionado en sus casas.

Los creadores de la app deportiva Runtastic quieren ayudar a todo el mundo a sobrellevar las altas temperaturas para que puedan conciliar el sueño nocturno. Toma nota de estos cinco consejos:

Hombre duchándose / UNSPLASH

Hombre duchándose / UNSPLASH

  1. Airea la casa por la mañana: Aprovecha el aire fresco de las mañanas para ventilar el hogar. Abre las ventanas temprano y, una vez haya salido el calor de la habitación, ciérralas bien y baja las persianas. Lo más importante es mantener la habitación a oscuras, así que si tu casa no tiene persianas te convendría invertir en unas buenas cortinas de tonos oscuros.
  2. Usa aceite esencial de menta: Con el calor solemos sentir el cuerpo muy pesado, especialmente las piernas. Es una sensación muy incómoda, sobre todo a la hora de ir a dormir. Para combatirla, ponte unas gotitas de aceite esencial de menta en las manos y masajéate los pies y las piernas. Este aceite tiene un efecto refrescante y ayuda a quitar la sensación de pesadez para que puedas conciliar el sueño. Para combatir ese calor especialmente insoportable, es recomendable masajearse las sienes y el cuello con un poco de aceite esencial de menta de buena calidad.
  3. Dúchate con agua tibia: Es muy tentador darse una ducha fría antes de acostarse, pero recuerda que con estas duchas sólo te refrescarás durante un rato, ya que al poco tiempo tu cuerpo producirá más calor. Es decir, que terminarás teniendo más calor. Antes de acostarte, date una dúchate con agua tibia y no te seques del todo. Túmbate en la cama y deja que el agua se evapore poco a poco para sentir un efecto de frescor continuado.
  4. Cuelga una toalla húmeda en el dormitorio: Si no tienes un humidificador puedes mojar en agua un par de toallas, escurrirlas bien y colocarlas encima del radiador o colgarlas en un tendedero. Harán que el ambiente de la habitación se vuelva más agradable y soportable. Aunque si en tu dormitorio hace demasiado calor, no te recomendamos seguir este consejo porque sería como estar en la selva tropical.
  5. Aliméntate bien: Todo lo que comes durante el día influye en tu descanso, así que come bien y verás que duermes mejor. Cena algo ligero como una ensalada y evita consumir durante el día alimentos como el ajo y el jengibre que ayudan a entrar en calor.
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información