Menú Buscar
Consejos para identificar y disminuir el ácido úrico

Consejos para identificar y disminuir el ácido úrico

El exceso de ácido úrico en el organismo puede provocar malestar y dolor grave que hay que combatir de inmediato con revisiones, cambios de hábitos y fármacos, si es necesario

6 min

El ácido úrico es una sustancia originada por el organismo que tiene lugar después de digerir las proteínas formando purina, sustancia que da lugar a los cristales de ácido úrico que se van acumulando en las articulaciones. Estos cristales que se concentran en el organismo pueden causar un dolor fuerte que empeorar con el tiempo si no es tratado lo antes posible.

En la mayoría de los casos, esta sustancia no provoca graves problemas de salud, pues suele ser eliminado por los riñones los cuales limpian los cristales. Sin embargo, en los casos en los que la persona tenga un problema renal o cuando se ingiere demasiada proteína, el organismo produce mucho ácido úrico generando una proporción más elevada de lo normal. En estas ocasiones, el ácido úrico se acumula en las articulaciones, los tendones y los riñones originando enfermedades como la Artritis Gotosa, más conocida como ¨Gota¨. Este tipo de artritis está considerada como la más dolorosa de todas las que existen.

No obstante, cabe destacar que el ácido úrico elevado tiene cura y puede controlarse fácilmente siguiendo unas pautas recomendadas, así como consejos médicos que ayudan a disminuir la cantidad de esta sustancia acumulada en el organismo. Instituciones sanitarias que tienen un papel referente a nivel nacional como este centro médico en Barcelona recomiendan controlar el nivel de ácido úrico mediante una alimentación equilibrada, ingiriendo gran cantidad de agua diaria y no consumiendo muchos productos altos en proteínas. En los casos que son considerados necesarios, los mismos centros médicos especialistas en este tipo de desajustes indican el uso de medicamentos para su tratamiento.

Cómo detectar el nivel de ácido úrico en el organismo

Esta prueba médica es solicitada por el médico cuando el paciente muestra algún síntoma al respecto mediante el dolor de articulaciones o cuando hay indicios de que el paciente puede poseer una enfermedad grave como lesión renal o leucemia. En ocasiones no se reproducen efectos físicos que nos den una pista de lo que está ocurriendo, por lo que un análisis de orina o de sangre siempre es la alternativa más adecuada para confirmar o denegar pronósticos.

Hoy en día la realización de pruebas médicas para asegurar la salud del paciente es más que habitual en nuestro país. Incluso existen instituciones que se dedican a hacer pruebas básicas para fines determinados como centros médicos para renovar el carnet de conducir. Sin embargo, para realizar un examen médico profundo se requiere la asistencia a una clínica de salud ya sea público o privada.

Diferencias entre hombres y mujeres

Un examen de niveles se puede realizar por diferentes vías, ya sea mediante sangre o a través de un análisis de orina. Los valores varían dependiendo del sexo; para los varones los valores de referencia tanto en sangre como en la orina son bastante más elevados que para las mujeres.

Para un hombre el valor recomendado es de 3,4 - 7,0 mg/dL en sangre y 0,75 g/día en; mientras que para una mujer el dato de referencia es de 2,4 – 6,0 mg/dL en sangre y 0,24 g/día en orina. Cabe mencionar que una cierta cantidad de este componente en la sangre es beneficioso para el funcionamiento adecuado del organismo, pues desempeña un efecto antioxidante que depura el cuerpo. La explicación más sencilla de esto es que se trata de una sustancia que se origina en el hígado con el fin de metabolizar las purinas que están presentes en alimentos de origen animal, además de que son generadas por el propio organismo.

El peligro reside cuando esa sustancia no se elimina adecuadamente mediante la orina generando una acumulación que provoca fuertes dolores. Médicamente se considera que una persona tiene hiperuricemia cuando el nivel es más elevado de 7,0 mg/dL en el caso de los varones; y 6,0 mg/dL para las mujeres. Si sobrepasa esos niveles, esta sustancia deja de ser soluble en la sangre y se incrementa el riesgo de acumular cristales de urato monosódico en las articulaciones.

Síntomas de la hiperuricemia y tratamiento

Los principales síntomas del ácido úrico alto son los siguientes: dolor, enrojecimiento en alguna articulación, hinchazón, dificultad de mover una articulación como en dedos y rodillas, deformaciones apreciables visiblemente a causa de la acumulación de los cristales en las articulaciones, entre otras. En algunos casos aparecen piedras en los riñones que provocan un dolor fuerte en la espalda, así como dificultad de orinar.

El tratamiento de la hiperuricemia es labor de un reumatólogo, el cual suele administrar fármacos como el Alopurinol, Probenecida o Sulfinpirazona, y el uso de medicamentos antinflamatorios como el Ibuprofeno.

--

Contenido patrocinado