Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Mossos ante el edificio de Sant Joan Despí en el que una madre mató a su hija de 4 años el pasado 31 de mayo / MOSSOS

La madre que mató a su hija de 4 años en Sant Joan Despí lo hizo por venganza hacia el padre

El juez ha decretado prisión provisional sin fianza para la mujer, que planeó el asesinato tres meses antes

4 min

La madre de la niña de 4 años hallada muerta en un piso de Sant Joan Despí el pasado 31 de mayo ha confesado ante el juez haber matado a su hija por venganza hacia el padre de la criatura, con quien tenía la custodia compartida de la menor tras haber puesto fin a la relación hace dos años y medio, según informa Efe.

La mujer, que intentó suicidarse tras acabar con la vida de la pequeña, ha declarado este viernes ante el Juzgado de Instrucción número 7 de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona). Lo ha hecho por videoconferencia, desde el hospital en el que se encuentra ingresada tras ser detenida por los Mossos d’Esquadra al ser encontrada herida de gravedad junto al cadáver. El juez ha acordado prisión provisional comunicada y sin fianza para la mujer. 

Planificó el crimen

Además de confesar la autoría de los hechos, la madre de la niña ha explicado al juez que planificó el asesinato hace tres meses. Según han contado fuentes de la familia a Efe, la mujer robó unos tranquilizantes de la clínica en la que trabaja y, posteriormente, drogó a la menor con ellos la noche del 30 de mayo.

A la mañana siguiente, le puso una bolsa de plástico en la cabeza hasta que la niña ya no pudo respirar. Tras el crimen, habría llamado al colegio de su hija para avisar de que esta no iría a clase porque estaba enferma y a su trabajo para informar de que estaba indispuesta. 

Intentó volver con su 'ex' sin éxito

En su declaración judicial, la acusada ha admitido que el motivo por el que decidió acabar con la vida de la pequeña fue para causar daño al padre, según fuentes del entorno familiar. Esta habría intentado convencer a su expareja para recuperar la relación, pero sin éxito.

El último intento habría sido el viernes 28 de mayo, un par de días antes del crimen, cuando la mujer le contó que le habían detectado una enfermedad y amenazó con no seguir el tratamiento si no volvía con ella. Al día siguiente, la mujer insistió enviándole un mensaje, pero este no contestó.

¿Homicidio o asesinato?

La causa está abierta por un presunto delito contra la vida que está pendiente de concretarse como homicidio o asesinato en función de cómo avance la investigación, según ha detallado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en un comunicado.

La condena variará en función del veredicto, pues el asesinato se concibe como una forma de homicidio más grave por las circunstancias en las que este se lleva a cabo, por lo que la pena sería mayor.