Menú Buscar
La Policía llevó a cabo en 2012 la operación Emperador, la mayor investigación contra la mafia china realizada en España / EFE

Las conexiones entre el 'caso 3%' y la Operación Emperador

El comisionista Pallardó entregaba periódicamente dinero negro a un gestor andorrano que también trabajaba para el exalcalde de Torredembarra

2 min

Hay quien llamaría a esto “los vasos comunicantes de la corrupción”. El análisis de estos dos macrosumarios por corrupción y por blanqueo (3% y Emperador), aparentemente inconexos, arroja datos que permiten afirmar que las autopistas por las que circula el delito de cuello banco se entrecruzan.

El reciente levantamiento del secreto del sumario del caso 3% revela que el juez de instrucción número 1 de El Vendrell ordenó hace un año el registro en Andorra del despacho de Oriol Mestre Risse, gestor de cuentas, que habría movido dinero procedente del círculo del exalcalde de convergente de Torredembarra, Daniel Masagué. El edil, detenido por la Guardia Civil en 2014, ha sido considerado el embrión de la macro investigación por el llamado caso 3%. Mestre está vinculado con un despacho de asesoría en andorra llamado Oliver Camps al que han recurrido algunas de las grandes fortunas españolas con intereses financieros en el Principado.

El amigo de Pallardó

Mestre Risse está, pues, en el punto de mira de la investigación de la macro causa por financiación irregular de Convergència Democràtica de Catalunya. Su nombre además, aparece en el expediente judicial de la Operación Emperador, un macrosumario por blanqueo de capitales que se sigue en los juzgados de Madrid y cuyo principal imputado es el empresario chino Gao Ping.

Mestre aparece estrechamente relacionado con Rafael Pallardó, el considerado hombre de los maletines de Ping y la persona que blanqueó en distintos bancos andorranos cientos de miles de euros del empresario chino. Según consta en el sumario, Mestre Risse recibía prácticamente cada viernes dinero negro de manos de Pallardó. Del estudio de la documentación se desprende que Oriol Mestre y Rafael Pallardó compartían clientes y coincidían en la mecánica para introducir dinero procedente de otros países en los bancos andorranos.

Destacadas en Vida