Menú Buscar
Agentes de Mossos d'Esquadra

Así es el conductor de autobús de Casablanca que se busca en Barcelona

Un marroquí de 30 años que planeaba cometer un atentado en la capital catalana

24.12.2018 12:48 h. Actualizado: 24.12.2018 12:53 h.
3 min

Los Mossos d’Esquadra buscan desde el domingo por la tarde en Barcelona a un conductor de autobuses de Marruecos, Lmidi Brahim, por planear cometer un atentando en la capital catalana, coincidiendo con las fiestas navideñas.

Según la información facilitada por las autoridades estadounidenses,  el hombre, de unos 30 años y procedente de Casablanca, tendría la intención de cometer un atropello masivo en alguna de las zonas más transitadas de la Ciudad Condal.

Informe

La dirección de los Mossos ha elaborado un informe sobre el riesgo de este atentado señalando a un individuo, de origen marroquí, que tendría la intención de cometer un "atropello con autocar o similar" en Barcelona el día de Navidad, aunque no especifica la zona.

La alerta de los Mossos, que avanzó El Periódico, narra que este sospechoso podría atentar "con algún medio relacionado con la movilidad como autobuses o minibuses".  Una información a la que la policía catalana otorga una credibilidad media. Así, la alerta terrorista se mantiene en el nivel de 4 sobre 5 en Cataluña.

Miquel Buch

El conseller de Interior, Miquel Buch, Miquel Buch, ha quitado hierro este lunes a la alerta terrorista "es una más de las que tenemos” aunque ha admitido que se intensificará la actividad policial "tal y como se hace con las múltiples comunicaciones a las que damos veracidad que recibimos”.

En declaraciones a la emisora RAC1, Buch, ha indicado que ésta "es una amenaza más de las que se tienen”, aunque sostiene que el terrorismo "está globalizado y todos tenemos que extremar la seguridad”, por lo que Interior da “importancia a todas las amenazas”.

Consulado de EE.UU.

El Consulado de EE.UU. en Barcelona advirtió el domingo a sus ciudadanos, a través de Twitter y en su página web, de que fuesen especialmente cautelosos en La Rambla, pero no les llegó a pedir que evitasen caminar por toda esa zona del centro de Barcelona donde se produjo un atentado en agosto del año pasado.

Tanto agentes de Mossos como de la Guardia Urbana han reforzado la vigilancia en la Ciudad Condal y han restringido el acceso de vehículos pesados a zonas de alta concentración de personas, como Las Ramblas, Plaza Catalunya y la Sagrada Familia, entre otros sitios de alto interés turístico.