Menú Buscar
La pintada que realizó un grupo de neonazis en una pared de Vic / EP

La Audiencia de Barcelona condena a dos neonazis a realizar un curso de igualdad

Los magistrados han suspendido la pena de 15 meses de cárcel tras la confesión de los acusados, que se grabaron profiriendo insultos racistas en Vic

3 min

La Sección Tercera de la Audiencia de Barcelona ha condenado a dos neonazis que se grabaron profiriendo insultos racistas y saludos nazis en Vic (Barcelona) a seguir un curso de igualdad de trato y a una multa de 810 euros por un delito contra los derechos fundamentales.

Los magistrados consideran que actuaron "movidos esencialmente por una actitud de profundo desprecio y rechazo hacia las personas inmigrantes en el territorio nacional, y en concreto hacia las personas de piel negra", aunque les han suspendido la pena a 15 meses de cárcel a la que han sido condenados.

Ellos mismos grabaron los insultos

Los hechos ocurrieron la tarde del 15 de julio de 2018, cuando los dos hombres se pasearon por la ciudad gritando "barrio de inmigrantes de otras razas, no diremos las respectivas razas porque dan un poco de asco y estamos limpiando las calles, lástima que no las podamos limpiar de otra manera, que ya nos gustaría. Prueba de ello, tenéis aquí la asquerosidad que tenemos en este país, en este pueblo de Vic, todo es inmigrantes, todo es basura".

También hicieron el saludo nazi y gritaron "Heil Hitler", además de referirse a un grupo de niños negros como "pequeñas cucarachas". Fueron los mismos acusados quienes grabaron los hechos para publicarlo posteriormente en Youtube "con el fin de generar sentimientos de rechazo y animadversión" hacia las personas negras, apunta el tribunal.

Se libran de entrar en prisión

La Audiencia ha acordado suspender la pena de prisión de 15 meses a la que han sido condenados dado que ambos admitieron los hechos. Eso sí, si no reinciden en los próximos dos años y a condición de que sigan un curso de igualdad de trato.

Ninguno de los dos tiene antecedentes a efectos de reincidencia, por lo que los magistrados han optado por darles una oportunidad. La sentencia también les impone una multa de 810 de euros a cada uno, que pagarán en 12 plazos mensuales tras un acuerdo con el fiscal.

Destacadas en Vida