Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Novios haciendo un corazón con sus manos el día de su boda / PIXABAY

Condenados por estafar a novios que contrataron un fotomatón para su banquete

No ingresarán en la cárcel porque admitieron los hechos y llegaron a un pacto con las acusaciones: indemnizarán a medio centenar de parejas y a cuatro empresarios

2 min

Dos responsables de una empresa de festejos han aceptado penas de hasta dos años de cárcel por estafar, entre los años 2015 y 2017, a parejas de novios a quienes cobraban por instalar una máquina de fotomatón en su banquete, servicio que finalmente no prestaban porque carecían de medios para hacerlo.

En su sentencia, la sección tercera de la Audiencia de Barcelona condena a dos años de cárcel por un delito de estafa al propietario de la empresa, M.A.V., y a un año y nueve meses a otra responsable de la sociedad, M.J.A., aunque ha aceptado suspenderles el ingreso en prisión después de que ambos reconocieran los hechos y alcanzaran un pacto con las acusaciones.

Indemnizaciones a medio centenar de parejas

Los procesados deberán indemnizar con 19.000 euros a la cincuentena de parejas estafadas y con otros 13.500 euros a cuatro empresarios a quienes también engañaron en operaciones de compraventa de la máquina de fotomatón.

Los acusados, señala la sentencia, idearon un plan para estafar a parejas de novios de toda España, con quienes firmaban contratos de arrendamiento de servicios y cobraban entre 200 y 450 euros por instalar un fotomatón en su banquete para los que invitados pudieran retratarse.

No dieron el servicio

No obstante, los procesados no llegaban a ofrecer el servicio contratado, porque no disponían ni de suficientes máquinas ni de infraestructura necesaria para cumplir con lo acordado, y tampoco reintegraban a los clientes las cantidades ya pagadas pese a las múltiples reclamaciones efectuadas por los estafados.

Los acusados lograron que la Fiscalía rebajara su petición de condena, tras pagar 24.000 euros para reparar los perjuicios causados a los estafados y comprometerse a pagar el resto de indemnizaciones pendientes.