Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Audiencia Provincial de Tarragona, que ha condenado a 18 años al acusado de matar al amante de su exnovia en en Vila-seca / GOOGLE STREET VIEW

Condenado a 18 años de prisión por matar al amante de su exnovia en Vila-seca

El hombre le asestó varias puñaladas a la nueva pareja de su exmujer mientras dormía

3 min

La Audiencia Provincial de Tarragona ha condenado a 18 años y cuatro meses de prisión al acusado de matar a puñaladas al amante de su exnovia en Vila-seca, Tarragona.

La sentencia emitida por la sección 4 de la Audiencia de Tarragona considera probado que el acusado “se encontraba ofuscado como consecuencia de la situación provocada por la ruptura de la relación con su pareja” --con la que estuvo 15 años-- y por el hecho de que los tres hijos que tenían en común reclamaran la vuelta a casa de la madre, que abandonó el hogar familiar para iniciar una relación sentimental con otra persona. Sin embargo, descarta que estas emociones alterararan su capacidad cognitiva. 

Compró dos cuchillos de pesca

El 26 de agosto de 2020, la expareja del acusado quedó con su amante para verse en un chalet de Vila-seca, propiedad de los padres de ella. El ahora condenado se enteró de esta cita entre su exnovia y el joven y se presentó unas horas más tarde en el chalet de sus exsuegros. Al ver el coche de él aparcado en la puerta y creyendo que “pudieran estar juntos”, la sentencia considera probado que se dirigió a una tienda Decathlon cercana y compró dos cuchillos de pesca. A continuación, en un Mercadona, compró una caja de guantes de látex.

Después, se dirigió de nuevo al chalet de Vila-seca donde, ya de madrugada, accedió a la vivienda saltando la valla y subió hasta la segunda planta. Allí se encontró a los dos miembros de la pareja, que estaban durmiendo en la cama de matrimonio. Haciendo uso de los dos cuchillos, “le propinó varias puñaladas en el lado izquierdo de la espalda, el brazo izquierdo, el pecho y el abdomen”.

Condenado por asesinato con alevosía

Aunque la víctima logró levantarse de la cama, mientras el condenado continuaba apuñalándolo, se desplomó y falleció minutos después. Por estos hechos, el tribunal lo ha condenado a 17 años y seis meses de prisión por un delito de asesinato con alevosía y a 10 meses de prisión por el delito de allanamiento de morada. Además de estos 18 años y cuatro meses de prisión, en materia de responsabilidad civil el acusado tendrá que indemnizar a los familiares de la víctima en 650.400 euros por los daños morales causados.