Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la Audiencia de Girona, donde se ha juzgado a Martí por violar a una amiga / EUROPA PRESS

Condenado a 11 años de prisión por secuestrar y abusar de su expareja en Mollet del Vallès

La Audiencia de Girona le prohíbe, además, acercarse a menos de 500 metros de la víctima durante 12 años e indemnizarla con 6.490 euros

4 min

Agresión sexual con penetración, detención ilegal y maltrato. Estos han sido los delitos por los que la Audiencia de Girona ha condenado a Abd., un hombre de origen marroquí y de 56 años. Los hechos sucedieron el 23 de enero de 2020, cuando el acusado secuestró a su expareja, de 24 años, en Salt (Girona) y la llevó en coche hasta Mollet del Vallès (Barcelona), donde la violó en un descampado.

El procesado no podrá acercarse a menos de 500 metros de la víctima durante los próximos 12 años ni entablar ningún tipo de comunicación con ella. Abd., en concepto de responsabilidad civil, deberá indemnizar a su expareja con 6.490 euros. La sentencia también le impone cinco años de libertad vigilada.

Relato “pintoresco” del condenado

El tribunal gerundense no ha dado credibilidad alguna a los argumentos exculpatorios del acusado, que califica de relato “pintoresco” por parte de la defensa. En el texto de la sentencia, comunicado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), se resuelve que la expareja habría sido “retenida en contra de su voluntad” y habría sido forzada a mantener relaciones sexuales en el descampado bajo la amenaza de Abd. de “matarla”.

“Haré lo que quiera contigo y luego te dejaré aquí abandonada y me iré”, expresa la resolución como hecho probado por el tribunal. Tras las amenazas, según apunta el texto, el condenado la cogió del cuello y la empujó dentro del vehículo, en los asientos traseros, donde la obligó a desnudarse y le bajó la ropa interior. “La penetró vaginalmente, eyaculando en su interior”, finaliza el relato de la Audiencia de Girona.

Saltó del coche y escapó

La mujer logró abrir la puerta del coche y salió corriendo, en una de las paradas que hizo el agresor después de violarla. La joven, que en esos momentos tenía 22 años, llegó hasta la Avenida Llibertad de Mollet del Vallès donde fue socorrida y auxiliada por varios transeúntes y personal sanitario.

El hombre le provocó varios hematomas. La víctima presentaba múltiples lesiones en la cara, el cuello, las piernas y la espalda. La Audiencia de Girona ha concluido que estos cardenales son totalmente compatibles con los hechos narrados.

La fiscalía y la acusación particular pedían 20 años y 4 meses de cárcel para Abd. por los delitos de detención ilegal, violación, maltrato en el ámbito de la violencia contra la mujer y amenazadas. La defensa, por el contrario, solicitaba la absolución. Finalmente, el tribunal lo ha condenado a 11 años de prisión, una indemnización de 6.490 euros y una orden de alejamiento para los próximos 12 años.