Menú Buscar
Un 'mantero' situado frente al quiosco de la Barceloneta / CG

Los comunes frenan las ayudas laborales a los manteros

La mesa de trabajo entre diferentes administraciones no se repetirá por deseo expreso del equipo de gobierno de Ada Colau

4 min

Hace justo un año de aquel encuentro que tenía que marcar un precedente en la lucha contra el top manta. Se daban cita en una misma mesa de trabajo el Ayuntamiento de Barcelona; Síndic de Greuges; el Departamento de Interior; el Departamento de Empresa y Conocimiento; el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias; el Puerto de Barcelona; las diputaciones de Barcelona y Girona, y los ayuntamientos de Sitges, Salou, Roses y Castelldefels, entre otros.

Con semejante despliegue de administraciones todo parecía discurrir hacia un combate hasta el final para acabar con la venta ambulante ilegal en las ciudades en las que más se produce este fenómeno. Tenía que repetirse una reunión de similar dimensión, pero nunca hubo una segunda mesa de trabajo de estas características.

Informe por cumplir

“Al gobierno municipal le incomoda mucho”, ha explicado a Crónica Global el portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Coronas. “Decidió cerrar aquel proceso y puso a una persona para gestionar este tema, entre otros”, añade. Esa persona es, justamente, Tatiana Guerrero, la pareja sentimental del concejal de Presidencia, Eloi Badia.

Coronas era el presidente de mesa que tenía que acabar con el top manta y, en aquella jornada, se redactó un informe que proponía, sobre todo, dos aspectos clave. El primero, la lucha contra la venta de productos ilegales en todos los ámbitos, no solo en las mantas, sino también en las tiendas y almacenes.

“Entran por el puerto de la ciudad, pero eso implica cooperación entre administraciones”, dice el portavoz de ERC. Y el mismo día, hace ya un año, que las autoridades catalanas prometían ir de la mano para erradicar el fenómeno, el subdelegado del Gobierno central en Barcelona, Emilio Ablanedo, se mostraba molesto por la falta de colaboración y pedía recuperarla.

Solución para 100 ‘manteros’

El segundo punto importante que se fijó en aquella reunión fue la propuesta de medidas sociales para los manteros sin papeles que llevaban empadronados en Barcelona desde antes de julio de 2015 “y evitar, así, el efecto llamada”.

ERC pidió hasta 45 plantes de ocupación municipales de Barcelona Activa. “Se pusieron en marcha, según nos consta, 12 en Mercabarna y 12 más aparte, pero no se ha llegado a los 45”, lamenta Coronas. También se solicitó una cooperativa de servicios que empieza a caminar ahora pero, de momento, de los 25 que tenían que formar parte, solo hay 10.

“Hablé con entidades del tercer sector, como Fundació Formació i Treball, que tiene experiencia en casos de asentamientos en Poblenou y ellos veían la posibilidad de llegar a 50 personas más”, informa. Así que, el primer año, podrían haberse ofrecido planes de formación y ocupación a más de cien manteros y minimizar, así, considerablemente el impacto de la venta ambulante en las mantas.

Destacadas en Vida