Menú Buscar
Un hombre usa guantes y mascarilla como precaución al coronavirus / CG

Cómo retirar correctamente las mascarillas y los guantes para evitar contagiarse del coronavirus

La Organización Mundial de la Salud solo recomienda llevarlos a personas contagiadas o a quienes atienden a los enfermos

4 min

Es habitual ver a las pocas personas que pasean por la calle con guantes y mascarilla puestos. Desde que el Gobierno declaró el estado de alarma, nadie sale de sus casas sin estos accesorios a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) solo recomienda llevarlos a personas contagiadas o a quienes atienden a los enfermos.

De todos modos, toda precaución es buena. Pero no todo está en el hecho de llevarlos puestos. Al igual que puede salvarte el usarlos, hay que quitárselos de manera correcta para que el intento de protección no termine resultando en vano

Es vital lavarse las manos

"Si está sano, solo necesita llevar mascarilla cuando atiende a alguien sospechoso de estar infectado", reza la página web de la OMS. Consideran un gasto innecesario el llevarlos puestas por la calle, a pesar de entender el miedo al contagio de la gente. Por ello, la organización recuerda que la mejor solución es "el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón”.

Primero de todo, incluso antes de ponerse la mascarilla, se deben desinfectar bien las manos. Es imprescindible lavárselas con agua y jabón, además de aplicarse un desinfectante a base de alcohol si se quiere ser más precavido. Ya con las manos limpias, se puede coger la mascarilla.

Pasos a seguir con las mascarillas

Es importante que se cubra toda la superficie tapando nariz y boca, además de asegurarse que entre la cara y la mascarilla no quede espacio libre ya que el virus podría colarse por el hueco, al igual que hay que evitar tocarla mientras se lleva puesta. En caso de hacerlo, hay que volverse a desinfectar las manos. Cuando la mascarilla esté húmeda, toca cambiarla.

Nunca se debe reutilizar una que sea de un solo uso. La manera de quitársela también tiene su propio protocolo: hay que quitársela por detrás, sin tocar la parte delantera, desecharla inmediatamente en un recipiente cerrado y, a continuación, volver a lavarse bien las manos. En cuanto a los guantes, la OMS insiste en que lavarse las manos con frecuencia proporciona más protección.

Pasos a seguir con los guantes

El hecho de llevarlos no impide el contagio, ya que si uno se toca la cara mientras los lleva, la contaminación pasa del guante a la cara. Si hay que utilizarlos por el motivo que sea, se deben quitar correctamente para que las manos no toquen la superficie contaminada.

Por ello, se debe pellizcar la parte inferior de uno de ellos y tirar hacia el exterior, hasta que se pueda recoger con la mano protegida, e introducimos dos dedos --ya sin guantes-- en el interior del otro. Lo retiramos tocando solo la parte interna --creando una especie de bola con la zona no contaminada-- y los tiramos a una bolsa cerrada. Una vez se termine, hay que volver a lavarse bien las manos.

Destacadas en Vida