Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Varios agentes de la Policía en una imagen de archivo / CNP

Denuncian a un comisario de policía por celebrar almuerzos grupales durante el estado de alarma

El sindicato Jupol asegura que ha organizado varios encuentros de 20 personas en horario y sede laboral donde se incumplían las medidas sanitarias contra la expansión de la pandemia

3 min

El comisario de la brigada de Extranjería de Barcelona ha sido denunciado por ser el presunto impulsor de varios "almuerzos" durante el estado de alarma. Según el sindicato Jupol, que ha interpuesto la denuncia ante la Jefatura Superior de Policía de Cataluña. La reunión congregaba a una veintena de personas y no se cumplían las medidas de seguridad sanitaria impuestas para reducir los contagios del Covid-19. 

El relato de la organización sindical señala que estos almuerzos multitudinarios eran conocidos entre los agentes como los "Coronapinchos" y que se han organizado dentro de la comisaría, durante la jornada laboral y en más de una ocasión durante el estado de alarma. El último tuvo lugar el 15 de marzo. 

De pinchos en la comisaría

Jupol desgrana, en su denuncia, cómo organizó el comisario de Barcelona este último encuentro. Según su versión de los hechos, el responsable encargó a uno de sus subalternos la compra de la comida necesaria para el almuerzo y luego invitó "de viva voz" a los policías que se encontraban en su misma planta. Finalmente, acudieron unas 20 personas al evento, un número que contraviene la limitación de reuniones dictada por el Gobierno.

El almuerzo se celebró en horario laboral, de 12.30 a 13.30 horas, en pleno horario laboral, y los participantes no respetaron las medidas de precaución necesarias para evitar contagios. Desde el sindicato aseguran que algunos de ellos no llevaban sus Equipos de Protección Individual y los que lo llevaban "no los utilizaron adecuadamente".

Posible delito

Los representantes de los agenes policiales defienden que esta actividad podría ser constitutiva de un delito contra los derechos de los trabajadores, ya que vulnera --en su opinión-- el artículo 316 del código penal. Asimismo, va en contra del artículo 8 del Régimen Disciplinario de la Policía Nacional, referente a infracciones de riesgos laborales

El comunicado termina informando de que se dará traslado de este comportamiento a las "autoridades sancionadoras de Cataluña", al tiempo que solicita que "termine" esta práctica de los almuerzos y que se "deriven responsabilidades" por los hechos.