Menú Buscar
La decisión del 'conseller' Comín de expulsar a dos centros privados del sistema público causará 257 despidos.

Comín se esconde tras provocar 257 despidos en la sanidad catalana

La cúpula de CC.OO intercede para salvar los puestos de trabajo, pero no recibe respuesta del 'conseller' de Salud

Ignasi Jorro
27.04.2016 10:17 h. Actualizado: 27.04.2016 10:28 h.
2 min

El 'conseller' de Salud, Toni Comín, mantiene un perfil bajo tras causar 257 despidos en la sanidad privada catalana. El sindicato CC.OO ha intercedido para salvar los empleos, pero el titular del departamento evita responder a una petición de reunión pedida por el propio secretario general de la agrupación en Cataluña, Joan Carles Gallego.

Mientras, los trabajadores preparan una agenda movilizaciones para preservar los contratos, que se rescindirán en la Clínica del Vallés y el Hospital General de Cataluña (HGC) después de que la consejería expulsara a ambos centros del sistema público de salud, el Siscat.

El lunes, los trabajadores del primer complejo marcharán hasta el ayuntamiento de la ciudad. Las protestas continuarán la próxima semana, cuando se celebrarán sendas asambleas en las dos clínicas.

"Perjudicará al usuario y al trabajador"

Los despidos en los centros privados tras la decisión de la consejería han soliviantado a los empleados. "Perjudicarán al usuario y al personal. El primero porque perderá calidad asistencial. A los trabajadores porque no se puede jugar con puestos de trabajo con decisiones ideológicas". 

Según el sindicato, se interpeló al consejero de Salud si tenía un plan alternativo a la exclusión del Hospital General y la Clínica del Vallés. "En el consejo general del CatSalut se lo preguntamos. No lo tenía, por lo que nos abstuvimos y no apoyamos la decisión", agregan las mismas voces.