Menú Buscar
Josep Maria Argimon (centro), subdirector del CatSalut, informando de la muerte de la niña el martes / EP

Comín ralentiza una investigación sobre el enterovirus

Los padres de niños afectados por la enfermedad denuncian "obstáculos" de la Consejería de Salud

3 min

La Consejería de Salud, que comanda Toni Comín, ralentiza una investigació abierta por la crisis del enterovirus en Cataluña, que causó la muerte de un bebé de un año en Sabadell (Barcelona) el lunes. El padre de uno de los 110 niños afectados por el virus estacional denuncia "obstáculos" para conocer si la actuación médica fue la correcta cuando sus retoños fueron infectados por la cepa.

El Síndic de Greuges --defensor del pueblo autonómico--, que dirige dos investigaciones paralelas sobre la crisis, confirma la acusación y admite que la consejería "se ha pasado del plazo legal" para enviar la documentación en al menos un caso.

"Gestión chapucera"

"Es intolerable que la consejería no envíe la información a tiempo. Mi hijo estuvo a punto de morir el 12 de mayo. A fecha de 11 de septiembre, Sanidad no había enviado la información requerida para adelantar las pesquisas. Es una gestión chapucera", ha indicado a Crónica Global Óscar Aymerich, padre de uno de los niños afectados.

El Síndic reconoce que en el caso del procedimiento abierto tras una queja formal del ciudadano, la documentación llegó el lunes de esta semana.

"Los plazos para enviarla son dos semanas prorrogables a un mes, un plazo que normalmente se saltan las administraciones", ha explicado una portavoz.

"Hagan vida normal"

El defensor del ciudadano ha iniciado dos procedimientos para investigar si Sanidad actuó correctamente en la crisis de la infección vírica, que ha afectado a 110 niños en la región desde el 7 de abril. Uno de ellos es una investigación de oficio. La otra es el expediente abierto a raíz del caso de Aymerich.

Pese a la muerte de la niña en Barcelona el martes, la consejería recomienda a los padres de bebés hacer vida normal. Solo si los pequeños presentan temblores, espamos, debilidad, dificultades para tragar o somnolencia muy marcada --síntomas neurológicos de la infección-- insta a acudir al pediatra.