Menú Buscar
El consejero de Salud, Toni Comín, junto a los alcaldes del Maresme en la reunión del viernes / CONSEJERÍA DE SALUD

Comín ‘disfraza’ antiguas inversiones en el Hospital de Mataró como nuevas

Los empleados aseguran que las partidas destinadas al centro sanitario serán insuficientes para terminar con la “sobrecarga de trabajo”

3 min

El Consorcio Sanitario del Maresme (CSM) recuperará su autonomía en 2018 después de haber sido intervenido por la Generalitat hace un año. Así lo anunció el consejero de Salud, Toni Comín, el viernes pasado tras reunirse con los alcaldes de la comarca e informarles de una serie de inversiones destinadas, mayoritariamente, al Hospital de Mataró.

Desde el centro, sin embargo, aseguran que disfrazó unas partidas que ya habían sido acordadas con anterioridad y que figuran en las previsiones como nuevas inversiones. Fuentes del hospital explican que los asistentes al encuentro se fueron decepcionados, ya que el consejero “no reveló ninguna inversión nueva, sino las que ya se conocían”. Algunas, afirman, incluso fueron acordadas con el anterior consejero, Boi Ruiz.

648.000 euros de paga extra

Uno de los anuncios de Comín fue una partida de 10,7 millones de euros en los próximos tres años, para reponer el equipamiento caduco. Sin embargo, fuentes del sindicato mayoritario del CSM, el CATAC-CTS, recuerdan que, en la auditoría realizada hace unos meses, ya se especificaba que era necesaria la inversión de casi 24 millones en equipamiento e instalaciones, de los que 10,4 millones eran urgentes.

Asimismo, la consejería comunicó a los alcaldes que se comprometía a abonar 648.000 euros para cubrir una parte de la paga extraordinaria de los trabajadores del consorcio, pendiente del año 2012. “Una resolución del Parlamento catalán de 2015 ya insta a la Generalitat a cubrir el importe de la paga extra que dejaron de recibir los empleados debido a la mala situación económica del consorcio”, explican fuentes sindicales.

300 urgencias al día

El plan de reequilibrio 2015-17 ya indicaba que el consorcio recuperaría su autonomía en 2018. Desde el CSM confirman que son inversiones que se han ido negociando y que ya se conocían. Sin embargo, afirman que “todo lo que sea aumentar la inversión es una buena noticia": "En este sentido estamos satisfechos”.

Mientras la salud económica del Hospital de Mataró mejora –se prevé que el año termine con una deuda de 650.000 euros, 800.000 menos de lo que se había estimado– los trabajadores aseguran que este progreso no se refleja en el día a día del centro. Desde el CATAC-CTS insisten en que los empleados están saturados, que la sobrecarga de trabajo no cesa. “Tenemos más de 300 urgencias al día, que es más que Can Ruti (Badalona), el cuarto mayor hospital público catalán”, aseguran.