Menú Buscar
Toni Comín cambia de opinión y se abre a dar carga de trabajo a los hospitales concertados de Cataluña.

Comín da marcha atrás y trabajará con hospitales concertados

El consejero de Salud pacta recolocar a 109 trabajadores de la Clínica del Vallés en centros públicos o en otros con ánimo de lucro

Ignasi Jorro
3 min

Marcha atrás. El consejero de Salud, Toni Comín, cambia de opinión y se abre ahora a dar carga de trabajo a los hospitales concertados de Cataluña. Lo hará con un pacto que está a punto de cerrarse entre el departamento e IDCSalut para recolocar a 109 trabajadores de la Clínica del Vallès (Sabadell). El acuerdo prevé la reintegración de los empleados en la red pública y, si los centros no tienen espacio, en hospitales con ánimo de lucro.

"El pacto es el siguiente. La Clínica del Vallès tiene 182 empleados. Su expulsión del Siscat --la red sanitaria pública del territorio-- supone un expediente de regulación de empleo para 109 trabajadores. El acuerdo prevé integrarlos en la Corporación Sanitaria Taulí y el Consorcio Sanitario de Terrassa", explican fuentes conocedoras del trato.

"Si no hay espacio en estos centros, se recolocarán en camas de larga estancia, las llamadas 'sociosanitarias'", agrega el mismo experto.

Plan de acción social

La medida se está cocinando en el seno de la Consejería de Salud, y será parte de un plan social que la cúpula del departamento desplegará para que la expulsión de la Clínica del Vallés y el Hospital General de Cataluña (HGC) no genere despidos.

"David Elvira, director del Servicio Catalán de Salud (CatSalut) ha pedido diez días de 'tregua' a empresa y sindicatos. Presentarán el plan a final de mes".

Preguntado sobre la cuestión, un portavoz del departamento se ha limitado a señalar que el Govern trabaja en la elaboración de una hoja de ruta "que minimice los efectos de la salida de los dos hospitales del Siscat".

Moción parlamentaria

El pacto en ciernes tiene otra derivada: la política. "Comín aprovechará una moción del Parlament, en la que Junts pel Sí (JxS), Ciudadanos y Partido Popular se unieron para tumbar el veto a hospitales con ánimo de lucro en la red pública que defendían el PSC y Catalunya sí que es Pot (CSQEP)".

Así, si los socios parlamentarios de JxS, la CUP, reprochan al consejero su rectificación, "éste se escudará en que la fórmula sociosanitaria sí tiene recorrido porque el Parlament dio luz verde a centros concertados en el Siscat".

Después, el General

El preacuerdo de Salud con IDCSalud pondrá fin a parte del conflicto en la sanidad catalana que ha provocado la exclusión de la Clínica del Vallès y el Hospital General de Cataluña de la red pública. La decisión precedió al anuncio de 257 despidos de médicos y personal de enfermería.

Si todas las partes firman el plan de acción social, el consejero Comín ganará tiempo, ya que el acuerdo de concertación con la Clínica del Vallés vence en agosto. Sin embargo, luego deberá lidiar con otro problema: la recolocación de los empleados del Hospital General, que saldrá del Siscat en diciembre.