Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mesa navideña / PIXABAY

Cómo colocar la mesa navideña en tiempos de Covid

Si hay invitados ajenos al hogar, resulta recomendable tomar una serie de precauciones para evitar contagios

Carlos Losada
7 min

Se acerca la Navidad y millones de familias están pendientes de las medidas que deberán cumplir durante las fechas en las que se reúne la familia. El Gobierno ha propuesto un borrador con las recomendaciones más importantes, aunque dependerán en buena medida de la situación en cada una de las comunidades autónomas.

Sin embargo, basándose en lo que el Ministerio de Sanidad ha hecho público en el documento de Propuestas de medidas de salud pública frente al Covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas, es posible aventurarse a explicar cuál es la colocación ideal para la mesa navideña en cualquiera de las reuniones típicas de estas fiestas.

La Navidad en tiempos de Covid

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las diferentes reglas se deberán aplicar cuando los que participan de la comida o de la cena no son convivientes. Si lo fueran, estas medidas de precaución no deben ser tan explícitas. A fin de cuentas, comparten cada día la vivienda.

En cambio, si se reciben invitados para la cena de Nochebuena o la comida de Navidad, sí que es recomendable tomar ciertas precauciones, tal y como las autoridades solicitan. Entre ellas destacan las 6M: uso de mascarilla, lavado frecuente de manos, metros de mantenimiento, máxima ventilación, menos contacto y quedarse en casa cuando se tengan indicios de estar enfermos.

¿Cómo colocar la mesa?

En caso de contar con invitados que no vivan en el mismo domicilio, aunque sean familiares directos, habrá que tener mucho cuidado con los posibles contagios. En este caso el momento más crítico se da al sentarse a la mesa, ya que todo el mundo se quita la mascarilla y se expanden en mayor medida los aerosoles.

No obstante, si se siguen las recomendaciones, no tiene por qué pasar nada. En principio, las reuniones familiares se encontrarán limitadas a seis personas, con lo que las familias que estaban acostumbradas a celebraciones con un número mayor dispondrán de más espacio para que haya el espacio suficiente entre los comensales.

Mesa navideña / Jill Wellington EN PIXABAY
Mesa navideña / Jill Wellington EN PIXABAY

¿Qué debe haber en la mesa?

Dado que lo ideal es permanecer con la mascarilla puesta el mayor tiempo posible, aquellos anfitriones que sean más detallistas pueden situar una pequeña bolsita --decorada con motivos navideños-- para que los comensales guarden sus mascarillas mientras están comiendo. De ese modo, la tendrán a mano cuando terminen y no deberán guardarla en bolsos, bolsillos o incluso dejarla a un lado de la mesa.

Junto a la bolsa para la mascarilla también es recomendable situar un pequeño botecito con gel hidroalcohólico para facilitar un lavado de manos frecuente. Al igual que ocurre con las bolsitas, este puede llevar desde algún adorno navideño hasta el nombre del invitado. Cualquier detalle hará que esta extraña Navidad sea especial.

¿Cómo hay que sentarse?

Tal y como se recomienda, los comensales deben estar lo más separados que sea posible --entre un metro y medio y dos--, aunque dependerá de los espacios de cada familia o de la longitud de la mesa. Esto resulta especialmente importante con los mayores, quienes deberán estar más alejados de los demás, sobre todo de los niños, ya que suelen ser asintomáticos.

Otro aspecto importante será la ventilación de la estancia. Está claro que en estas fechas en las que las temperaturas se desploman, resulta complicado mantener las ventanas abiertas, pero aún así hay que hacer lo posible por mantener la estancia lo más ventilada posible. En este caso, se puede ventilar bien el salón antes de la celebración e incluso hacer un pequeño descanso antes de los postres, del brindis o del roscón de reyes, para airear un poco.

Preparando la cena navideña / Kaboompics PIXABAY
Preparando la cena navideña / Kaboompics PIXABAY

Una vajilla diferente

Si bien es cierto que colocar la mesa navideña puede llegar a ser un arte y que mucha gente espera a estas fechas para dar lo mejor de sí mismos en estos menesteres, en 2020 la situación ha cambiado de tal modo que quizás sea mejor reservar la mejor vajilla.

De hecho, es preferible optar por cubiertos y platos desechables --cuanto más ecológicos mejor--, ya que de ese modo cada invitado estrenará el suyo. Esto no quiere decir que se pierda glamour en unas noches tan especiales, ya que existen opciones que resultan elegantes y que están enfocadas precisamente a los convites navideños.

Algo más que Cenicienta

Una vez que la mesa navideña está preparada a la perfección, que todos los comensales disfrutan de la velada con responsabilidad --si alguien tiene síntomas no debe acudir bajo ningún concepto-- y de haber pasado una gran noche a pesar de las restricciones, es importante no alargar la estancia.

El toque de queda se mantendrá durante las fiestas aunque en este caso la hora máxima será la una de la madrugada, pensando sobre todo en la Nochevieja y las tradicionales uvas. Así que se ha de calcular que todos hayan terminado de cenar con el tiempo de antelación suficiente para volver a sus hogares con tranquilidad y vivan su particular noche de paz.

Destacadas en Vida