Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Patio de butacas de un teatro / EUROPA PRESS

El Col·legi de Teatre entrega a los Mossos la denuncia interna por abusos de docentes a 13 exalumnas

En un escrito anónimo las chicas relatan tocamientos, insinuaciones y comentarios denigrantes por parte de ocho profesores del centro

3 min

Después de que 13 exalumnas denunciaran hace una semana las prácticas abusivas de ocho docentes del Col·legi de Teatre de Barcelona, la escuela pública ha confirmado que ha entregado a los Mossos d’Esquadra “el documento de denuncia para que realicen el procedimiento correspondiente”.

Las estudiantes denunciaron que, entre 2005 y 2020, cuando todas ellas tenían edades comprendidas entre los 18 y los 20 años, ocho profesores del centro mostraron comportamientos abusivos. En concreto describen que los docentes sexualizaban las clases, hacían comentarios denigrantes y les realizaban tocamientos, según adelantó el diari ARA.

“Límites confusos”

Las chicas llegaron a confesar que cada uno de los profesores señalados tenía una alumna “escogida” y que las insinuaciones y las proposiciones de sexo, besos y tocamientos eran constantes. Además, señalan sobre todo a uno de los docentes, T. S., que las acosaba continuamente y que habría llegado a mantener relaciones sexuales con algunas estudiantes.

Las exalumnas han explicado en una instancia que los límites entre los profesores y los alumnos eran confusos y que las bromas sexuales, masajes y caricias estaban a la orden del día. El flirteo, dicen, no solo se producía en las clases, sino que continuaba cuando finalizaba el horario lectivo.

Un escrito anónimo

La escuela ha emitido un comunicado a través de sus redes sociales expresando su “apoyo a las víctimas” y ha manifestado que “sienten profundamente” la instancia recibida por las chicas. Como parte de su compromiso por esclarecer lo sucedido, el Col·legi de Teatre presentó el viernes 31 de diciembre el documento recibido por las exalumnas a los Mossos d’Esquadra después de celebrar una reunión extraordinaria.

Ahora, la policía autonómica tratará de descubrir quienes son las chicas que enviaron este escrito anónimo para tratar de recabar la máxima información posible e iniciar los trámites pertinentes. Este oscuro capítulo se abre un año después de la primera denuncia presentada por varios alumnos, con la que destaparon los comportamientos inadmisibles de algunos profesores. El caso se encuentra en manos de la Fiscalía.