Menú Buscar
Una médico de cabecera, en plena consulta con una paciente en un ambulatorio catalán / EP

Los colegios de médicos piden "prudencia" en las redes sociales

Los cuatro organismos colegiales de Cataluña llaman a los profesionales a contenerse en plena crisis por su politización

3 min

El Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña (CCMC) ha pedido hoy lunes, 4 de diciembre, "prudencia" en las redes sociales. El organismo que agrupa a los cuatro organismos colegiales de los facultativos catalanes ha hecho un llamamiento a contenerse en plena crisis por su politización.

En un decálogo, el organismo coordinador de las instituciones profesionales ha avisado de que "un médico no deja de serlo, tampoco en las redes". Por ello, el ente pide "prudencia en la publicación de contenidos, tanto en los ámbitos profesionales como en los personales".

La recomendación también alcanza a "las discrepancias entre médicos" que, según el CCMC, "nunca se deberían dirimir en el espacio público". Los cuatro colegios agregan que los comentarios en redes "tampoco pueden comportar el desprestigio de un compañero o compañera de profesión".

Críticas a hospitales

Con respecto a la censura de la gestión de instituciones sanitarias, los organismos de colegiación alertan de que "las críticas, aunque legítimas, pueden perjudicar también a las personas que son pacientes y tienen confianza en ellas".

Más globalmente, los galenos deberían "evitar los comentarios que pudieran afectar negativamente a la profesión médica".

El CCMC recomienda también "no dar consejos directos a pacientes vía las redes sociales". La información que den los profesionales deberá ser "clara, verídica, ponderada, comprensible, de calidad y fiable".

En ningún caso se podrá desvelar la identidad del paciente, y no será obligatorio hacerlo aunque se cuente con el consentimiento del enfermo.

Crisis

El decálogo del Consejo de Colegios llega en un momento muy delicado para la colegiación médica en Cataluña. Más de 1.500 profesionales han firmado desde octubre contra la "politización" de los cuatro organismos provinciales.

La campaña contra los posicionamientos favorables al movimiento independentista ha conseguido que los colegios de Barcelona y Tarragona rectifiquen y moderen sus postulados públicos.