Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la asamblea general del Colegio catalán de Enfermería / CG

El Colegio de Enfermería celebra una asamblea pese a las limitaciones de reunión

Patinazo del ente colegial, que desafía al Procicat y reúne a 128 congresistas en Barcelona con riesgo de rebrote "muy alto"

3 min

Patinazo del Colegio Oficial de Enfermeros y Enfermeras de Barcelona (COIB). El ente colegial ha celebrado hoy miércoles, 7 de octubre, su asamblea anual en la Ciudad Condal pese a que rige en Cataluña la prohibición de reuniones de más de seis personas y, en la capital catalana, hay riesgo de rebrote de coronavirus "muy alto".

 

 

Reunión del COIB

Lo han denunciado profesionales del estamento enfermero a este medio, que han cargado contra el colegio controlado por la independentista Paola Galbany, considerada cercana a la Assemblea Nacional Catalana (ANC). "Reúnen a 128 personas más personal de apoyo en Barcelona. Es totalmente irresponsable", han denunciado fuentes conocedoras.

Prohibición de reuniones

El colegio ha decidido mantener su cónclave anual pese a que el Procicat, órgano de coordinación de emergencias en la región, endureció las restricciones de movilidad debido al riesgo pandémico el pasado 26 de septiembre. La prohibición de concentraciones de hasta diez personas pasó a seis, tanto para asuntos públicos como privados.

¿Hay excepciones? Según el Procicat [consultar aquí] solo las actividades laborales, de culto, bodas, servicios religiosos, ceremonias fúnebres y actividades docentes e intervención socioeducativa. La asamblea anual del colegio no es un encuentro laboral, pues los sanitarios ya tienen su empleo, sino un congreso profesional. Una asamblea con más de 130 personas no encaja pues con la normativa autonómica, que se puede consultar aquí.

Malestar en el sector

La decisión del Colegio de Enfermería de Barcelona de celebrar su asamblea anual pese a la prohibición de encuentros de más de seis personas y a pesar de que el índice de rebrote de coronavirus en la región sanitaria de la Ciudad Condal es "muy alto", superior a los 200 puntos, cuando debería ser inferior a 100, ha soliviantado al sector. Sanitarios de a pie han lamentado que se celebre el cónclave.

El organismo oficial, no obstante, ha tratado de seguir las recomendaciones higiénico-sanitarias, tomando la temperatura al entrar, proporcionando gel hidroalcohólico y entregando una mascarilla tipo FFP2. También han habilitado más salas para los asistentes. Congresistas que, pese a las medidas, han trasladado su malestar a la junta de Galbany.

Destacadas en Vida