Menú Buscar
Rull, Colau, Puigdemont y Poveda, en rueda de prensa / CG

Colau y Puigdemont piden al Estado que se implique en la financiación del transporte

La Generalitat impide que los periodistas hagan preguntas tras la rueda de prensa

4 min

 

El transporte público en Barcelona mantendrá sus tarifas durante el próximo año 2017. Es una de las medidas tomadas este lunes tras la reunión que han celebrado en el Palau de la Generalitat el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el consejero de Territorio, Josep Rull, y el vicepresidente del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Antoni Poveda.

Para llevar a cabo esta iniciativa, las tres administraciones han decidido asumir un déficit de 10 millones de euros y solicitan al Estado español que asuma los otros 10 millones del coste. “Hemos echado de menos su participación a lo largo de los años porque se ha ido retirando con el paso del tiempo. Desde el 2008 hasta ahora, el peso que han asumido las tres administraciones ha ido creciendo mientras que el del Estado ha ido decreciendo”, ha asegurado Puigdemont.

El presidente ha explicado que la Administración General del Estado (AGE) ha pasado de aportar un 29% a un 14%  --de 173 a 98 millones de euros—y le ha “invitado a formar parte del esfuerzo” que llevan a cabo Generalitat, Ayuntamiento de Barcelona y AMB.

Carta a Montoro

Por ese motivo, Rull, Poveda y Mercedes Vidal, concejal de Movilidad del consistorio barcelonés, han enviado una carta este mismo lunes al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la que le exigen esta participación. “Dada la transcendencia social del transporte público, las administraciones hemos ido aumentando nuestras aportaciones al sistema” dice el texto.

En él despiezan el reparto de las partidas económicas que cada administración ha destinado entre los años 2008 y 2016: la Generalitat ha pasado de 255 M€ a 350 M€. El ayuntamiento, de 89 M€ a 128 M€ y, el AMB, de 71 M€ a 108 M€. “Consideramos que debe revertirse esta situación y que la ATM debe recibir una mayor transferencia corriente de la AGE”.

Proponen que, en los Presupuestos Generales del Estado de 2017, se prevea una partida de 108.657.721 M€ para la ATM del área de Barcelona, cifra que representa un aumento de 10 M€ respecto al 2016 y que, según los firmantes de la carta, permitiría reducir a cero el déficit previsto para el 2017.

Más beneficios

En la misma línea se ha expresado Colau: “El Estado tendría que recuperar la desinversión que ha hecho en estos últimos años” ha dicho, y ha añadido que “ahora que acaba de formar gobierno tiene una ocasión única”.

La alcaldesa ha destacado otras de las conclusiones del encuentro entre las tres administraciones, como la ampliación de edad de los beneficiarios de la tarjeta T-12, que hasta la fecha incluía a los menores de 15 años y, a partir de ahora, también beneficiará a los de 16.

También  ha anunciado más facilidades para que los parados puedan viajar en transporte público a un precio más asequible y una nueva tarjeta llamada Episodio, disponible los días que, por temas de contaminación atmosférica, se restrinja la circulación a los vehículos en la ciudad. Su precio será de 1,8 euros, constará de un viaje de ida y otro de vuelta y servirá únicamente para ese día.