Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la fachada del Hospital del Mar.

Colau y los vecinos doblan al Govern en el Hospital del Mar

La institución aparca el blindaje de la cúpula, que la Generalitat apoya, tras las protestas y el 'no' del equipo de la alcaldesa

Ignasi Jorro
3 min

El equipo municipal de BComú y PSC y los vecinos han puesto un cortafuegos en el Hospital del Mar de Barcelona. El consorcio hospitalario ha aparcado el blindaje de su cúpula que preveía y que cuenta con el plácet del Gobierno catalán. En la junta de gobierno de la institución del lunes, el asunto cayó del orden del día tras un fin de semana de ocupación del hall del centro.

"El asunto ha sido pospuesto. Y la causa está muy clara: la intervención del ayuntamiento, que teme que los vecinos le señalen como cómplice de una futura entrada del capital privado: el 'modelo Barnaclínic'", explica un representante de la Marea Blanca.

Privatización, no

El Parc de Salut Mar --el ente que agrupa varios centros de salud, entre ellos el Hospital del Mar-- por su parte, ha subrayado el lunes que "no hay intención, ni previsión, de privatizar servicios, ni actualmente ni en los próximos años". En una nota, el consorcio ha recalcado que "el modelo de governanza, expresado en su plan estratégico, es de vocación pública y laica".

Por lo que respecta a la modificación estatutaria, la dirección indica que "fue aprobada en 2011 por el Consejo Rector, con consulta al comité de empresa". Según la cúpula del cuarto mayor hospital de Barcelona, el cambio responde a la voluntad de adaptarse a la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (Larsal).

"Antes de su aprobación por parte del Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut) se pospone de nuevo, y se inicia una campaña de desinformación y desprestigio del PSMAR alegando la voluntad de introducir elementos privatizadores".

Pugna ayuntamiento-Govern

Fuentes sindicales matizan la versión. "Se ha retrasado el cambio que dará más poder a la dirección. Es atribuible a una pugna entre ayuntamiento y Generalitat. El gobierno autonómico sí quiere el cambio. Pero aunque controle el 60% del consorcio, necesita el dinero de Colau para acometer la segunda fase de ampliación del hospital. Recordemos que ya cedió cuatro millones para la primera", valora un representante de la plantilla.

El conflicto sobre los nuevos estatutos del PSMAR ha marcado el fin de semana en el cuarto mayor centro hospitalario de la Ciudad Condal.

El consorcio que gestiona la institución, con 10 centros y 1.400 camas, ha lidiado con una ocupación de la planta noble del hospital por parte de vecinos y trabajadores contrarios al cambio normativo.