Colau quiere comprar un terreno a Caixabank para salvar el huerto que lo 'okupa'

El ayuntamiento y los vecinos de La Farga, en Sants, han iniciado conversaciones para asegurar que los residentes del barrio mantengan la gestión del espacio

10.03.2017 00:00 h.
2 min
La entrada al huerto urbano de La Farga, en Sants / CG

Colau quiere salvar el huerto urbano de La Farga, en el barrio de Sants. El Ayuntamiento de Barcelona ha abierto negociaciones para comprar el terreno en el que se ubica el espacio, ante las amenazas de desalojo. El propietario del solar en el que los vecinos establecieron el huerto hace más de cinco años es Caixabank.

La entidad se quedó con el terreno, situado en el número 27 de la calle Noguera Pallaresa, y varias viviendas de la calle Rossend Arús –en la misma manzana– a raíz de una ejecución hipotecaria. Hace unos dos años, hubo el primer intento de desalojar el terreno. Ahora, el consistorio negocia comprarlo.

En manos de los vecinos

De momento, el huerto continúa en manos de los vecinos. Es un espacio de unos 400 metros cuadrados con un pequeño almacén que usa la comisión de fiestas de La Farga, una de las más activas del barrio, para guardar las decoraciones callejeras.

La intención del consistorio, según apuntan desde la comisión, es que los residentes de la zona puedan mantener el espacio y continuar con su gestión. “Hace unos meses empezamos a reunirnos con el distrito e iniciamos el proceso para darle forma jurídica”, explican.

Intervención municipal

No es la primera vez que el ayuntamiento interviene en el proceso. En 2015, Caixabank intentó expulsar a los vecinos del terreno. El concejal del distrito de Sants-Montjuïc en aquel momento, Jaume Asens (BComú), medió entre la entidad y el colectivo del huerto de La Farga. Asens consiguió que se alargara el plazo hasta finales de 2015.

Ante la nueva amenaza de desalojo, las conversaciones con el ayuntamiento tranquilizan a los vecinos. “Aunque todavía no es seguro que se termine la operación, vemos voluntad en el distrito”, aseguran. Desde el consistorio son más precavidos, aunque confirman la intención de adquirir el solar. 

¿Quiere hacer un comentario?