Menú Buscar
Un área para perros en BCN, una de las inversiones que prevé el gobierno de Ada Colau en 2018 / EP

Colau pide al nuevo ‘Govern’ inversión en políticas sociales

La alcaldesa prevé destinar 50M€ al Plan de Barrios y anuncia 2M€ en siete áreas para perros

3 min

Todavía no sabe cómo sacará adelante los presupuestos de la ciudad, pero la alcaldesa de Barcelona ya ha pedido al futuro Govern que invierta en combatir las desigualdades sociales. El gobierno de Ada Colau recuerda que la última convocatoria de la Ley de Barrios es de 2010 y confía en que el ejecutivo que surja del 21D lance una nueva por iniciativa propia.

De momento, y pese a que todo apunta a una nueva cuestión de confianza --sería la tercera, ya que en lo que lleva de mandato no ha conseguido nunca el suficiente apoyo para aprobarlos sin esta medida--, los comunes prevén una inversión de 50,9 millones de euros en 2018 al Plan de Barrios, con 36 millones de inversión y 14,9 para gasto social.

Recuperar el Borsí

Este plan concentra su acción en el eje Besòs, Ciutat Vella, Sants-Montjuïc y barrios de montaña y prevé invertir 150 millones de euros en total a lo largo de este mandato. La actuación a la que destina más dinero es la rehabilitación de fincas de alta complejidad (8,2M€).

Le sigue el nuevo proyecto educativo del Institut Escola Trinitat Nova (3M€), además de la mejora de comercios en el mismo barrio y su eficiencia energética, accesibilidad y fachadas.

También calcula unos 80.000 euros a la recuperación del Borsí, en el barrio Gòtic, y de Can Seixant, en el Raval, para lo que se requerirán cuatro millones en total: en el primero se ubicará una biblioteca y un espacio de gestión vecinal, y el segundo se convertirá en viviendas públicas y equipamientos.

Áreas para perros

El gobierno de Ada Colau ha iniciado, además, los trabajos destinados a abrir nuevos espacios al ocio de los perros en los distritos de Ciutat Vella, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi, Horta-Guinardó y Sant Andreu, y ampliar y mejorar dos más en el Eixample, con un presupuesto de dos millones de euros.

El objetivo es impulsar hasta diez áreas para estos animales antes de acabar la primavera de 2018 y que puedan ir sin estar atados, en un marco en el que Barcelona en Comú se plantea trabajar su política animalista para facilitar la convivencia entre personas y animales de compañía.