Menú Buscar
El proyecto de peatonalización de la avenida Meridiana que propone Colau / AJUNTAMENT DE BCN

Colau peatonaliza la Meridiana para frenar la entrada de coches a BCN

Las obras afectarán a 52.000 metros cuadrados y el objetivo es potenciar el transporte público

2 min

El objetivo del gobierno de Ada Colau, abiertamente reconocido por el propio Ejecutivo, es “quitar vehículos de la ciudad y que lleguen menos coches a Barcelona”. Son palabras de la teniente de alcalde Janet Sanz, tras presentar el nuevo proyecto de peatonalizar parte de la Meridiana.

Se trata de una de las arterias principales por las que entran y salen los vehículos a la capital catalana, por lo que la iniciativa conllevará más atascos en la circulación. Entre las calles Glòries y Aragó, la calzada pasará a tener dos carriles por lado, uno para vehículos privados y otro para buses, y tendrá una rambla central de 16 metros de ancho.

Eliminación de carriles

Entre Aragó y València, la vía contará con tres carriles por lado --se eliminará uno por sentido-- y tendrá un espacio verde de casi diez metros de ancho, con un carril bidireccional y aceras más anchas --más de 11 metros--.

El tramo entre València y Mallorca tendrá tres carriles de entrada y cuatro de salida --uno de ellos para el bus--, por lo que se eliminará uno de entrada. También contará con un espacio verde central y un carril bici bidireccional.

Reducir el vehículo privado

Las obras afectarán a 52.000 metros cuadrados y una longitud de 800 metros con el fin de “llenar de vida todo este ámbito”, según Sanz. Los comunes consideran que es de justicia histórica transformar la avenida para dar continuidad que se creará en la plaza de las Glòries: “Barcelona se pone con la Meridiana ya. No dejamos pasar esto para otro mandato”.

La concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, insiste en que estas actuaciones son necesarias para asegurar la reducción del vehículo privado, ofreciendo alternativas como mejorar la oferta de Rodalies, buses interurbanos, conectar las rondas con la C-17 y mejorar la gestión del carril bus-VAO de la C-58, entre otras.