Colau gasta casi 200.000 euros en tres meses para hacer propaganda sobre la pobreza energética

Barcelona vota este viernes si el consistorio asume la tasa de alcantarillado de las familias sin recursos, un ahorro de entre 10 euros y 15 euros anuales

3 min
Ada Colau, con un billete en la mano y la imagen de la campaña sobre la pobreza energética del Ayuntamiento de Barcelona / FOTOMONTAJE CG
21.07.2017 00:00 h.

El Ayuntamiento de Barcelona votará este viernes, 21 de julio, en el Pleno municipal la aprobación de una propuesta para que las familias sin recursos económicos no tengan que pagar la tasa de alcantarillado, lo que les podrá suponer un ahorro de entre 10 euros y 15 euros anuales por abonado de la factura del agua. El gasto, de salir adelante la propuesta, lo asumiría el consistorio.

Pero los datos económicos de la inversión publicitaria que ha destinado el equipo de Gobierno de Ada Colau en la campaña sobre derechos energéticos muestran una contradicción crucial en las gestiones de la alcaldesa. Mucha propaganda, mucho gasto en publicidad para tan escaso ahorro de los ciudadanos pobres.

La campaña más cara

Según ha podido saber Crónica Global, en el primer trimestre de este año, el Gobierno de los comunes en el ayuntamiento ha gastado 187.993,73 euros en publicidad en la campaña que bautizó como Derechos energéticos.

Se trata de la propaganda a la que han destinado más dinero en los meses de enero a marzo. La mayor parte de esa cantidad se ha derivado a la radio (74.130,08 euros); seguida de la prensa diaria (44.736,05 euros); internet (40.226,81 euros); revistas (15.292,17 euros), y una última partida exterior (13.608,62 euros).

Cuatro veces más

“¿Te han cortado el suministro por impago? Si la compañía ha infringido la ley, podemos sancionarla”, dice uno de los textos de la página web del Ayuntamiento de Barcelona. Un apartado dedicado al ciudadano con pocos recursos económicos donde le aporta pistas sobre qué hacer para defender sus derechos energéticos: “Para que no te corten la luz, el agua o el gas, ponemos toda la energía”.

Sin embargo, se da la circunstancia de que el importe facturado por el concepto tasa de alcantarillado —que depende del consistorio barcelonés— de enero a mayo de 2017 es de 40.885 euros. Lo que supone que la cifra destinada a esta campaña en un solo trimestre es cuatro veces mayor que la de toda la recaudación de la tasa.

170.000 euros en Betevé

La de derechos energéticos es la campaña más cara que ha realizado el consistorio de enero a marzo de 2017. Le siguen las propagandas de la nueva imagen de la televisión municipal, Betevé (167.833,22 euros); agendas culturales (134.259,42 euros); información de interés social (113.109,75 euros); información de interés ciudadano (67.980,08 euros); la llamada Barcelona por Navidad es cultura (34.847,03 euros); sobre el inicio de temporada del Tibidabo (29.126,57 euros), y el concierto del día de la mujer (27.119,40 euros), entre otros.

La cifra total de la inversión publicitaria en los diferentes medios de comunicación en el primer trimestre es de 936.493,08 euros.

¿Quiere hacer un comentario?