Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en una comparecencia pública / EP

Colau se enreda en la crisis de las acampadas en Plaza Cataluña

El Gobierno municipal mantiene que no tiene competencias para actuar ante las críticas de asociaciones vecinales, empresariales y de la oposición

5 min

Plaza Cataluña, el epicentro de Barcelona, se ha convertido desde hace semanas en el lugar de dos acampadas reivindicativas de perfiles muy distintos pero que copan ya buena parte del espacio público. Una promovida desde los movimientos independentistas para exigir la entrada en vigor de la república catalana y una movilización de personas sin hogar que reclaman al Ayuntamiento dirigido por Ada Colau medidas sociales para paliar su situación.

El consistorio se ha enredado en la mediación con ambos colectivos. Asegura que no tiene competencias para finalizar una acción que tiene en pie de guerra a asociaciones comerciales y turísticas, que se quejan del impacto negativo sobre la imagen de la ciudad, pero que también suscita críticas desde movimientos vecinales o colectivos que exigen el derecho universal a una vivienda digna. Más próximos en el plano ideológico al partido de la alcaldesa, BComú.

Reunión con Colau

De hecho, estos últimos son los promotores de la acampada de las personas sin hogar. Vehiculan sus denuncias ante el consistorio a través de una página web donde han anunciado que este miércoles registraron una petición formal de reunirse con Colau para abordar varias medidas para mejorar la situación de este colectivo.

Entre ellas, que el “Ayuntamiento de Barcelona asuma su responsabilidad” ante los problemas de acceso a la vivienda que existen en la capital catalana, una de las piedras en el zapato de BComú en esta legislatura que le ha enfrentado incluso con la PAH, la plataforma que lideraba Colau --y cuyo sucesor ha acabado como alto cargo en el consistorio tras las criticas--.

Los promotores de la acampada busca que el Ejecutivo lucal “destine todos los recursos necesarios para evitar que ninguna persona en Barcelona se vea en situación de tener que vivir en la calle”.

‘Hotel’ para los sin techo

La fundación Arrels, la entidad que centra su acción en este colectivo, indica que existen más de 3.400 personas sin techo en la ciudad. Situación que ha motivado la Acampada por los Derechos y que lleva a la exigencia de activar un plan de choque que lleve incluso a la apertura de un hotel para estas personas en el centro del municipio.

Desde el consistorio se remiten a la red de albergues que ya existen en Barcelona, aunque los promotores de la protesta aseguran que las plazas disponibles son a todas luces insuficientes. Por otro lado, el Gobierno indica que los equipos de Servicios Sociales municipales se han puesto en contacto con las personas acampadas en la plaza para valorar las necesidades y vulnerabilidades a nivel individual.

Petición a los independentistas

Ante la acción de carácter político, el Gobierno municipal explica en declaraciones a Europa Press que siempre ha “defendido los derechos de reunión y de manifestación”. Aunque considera que “este tipo de protestas deben ser temporales y con una durada definida”. Cuestión que, por ahora, no parece que se haya tenido en cuenta por parte de los promotores de la iniciativa.

Han anunciado varias acciones como mesas de debate, vermuts, coloquios o proyecciones de películas que giran al entorno de la cuestión política catalana. Actividades que han llevado a críticas de la oposición como las del líder del PP, Alberto Fernández Díaz, quien pide explicaciones a la alcaldesa sobre la licencia de los organizadores.

Sanción por falta de licencia

Recuerda que la plataforma Barcelona con la selección fue sancionada con 3.300 euros por instalar una pantalla para seguir un partido de fútbol sin los permisos en regla. Por lo que exige la misma vara de medir ante esta situación.

El Ayuntamiento de Barcelona ha declinado por ahora intervenir en el desalojo de Plaza Cataluña. Aseguran que esta competencia es de la consejería de Interior de la Generalitat y que corresponde a los Mossos d’Esquadra y no a la Policía Municipal ejecutar esta acción. Las acampadas, por ahora, siguen.