Menú Buscar
Así es el código Nutriscore

Así es el nuevo código de colores que permitirá conocer la calidad de los alimentos

El sistema identificará su contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibras y proteínas, y servirá de guía a los consumidores para tener una dieta más saludable

13.11.2018 11:55 h.
5 min

Los envases de los alimentos y las bebidas incorporarán a partir de ahora en España diversas etiquetas para identificar su calidad nutricional. Un código de colores, con cinco niveles del verde al rojo, servirá a los consumidores de guía para tomar su decisión, y poder seguir así una dieta más saludable.

Este etiquetado frontal, denominado Nutriscore, se podrá ver en los supermercados en breve, ya que las empresas están empezando a adoptarlo de forma voluntaria. Dentro de un año se espera que sea obligatorio, una vez se haya aprobado el decreto que lo regulará. 

Cómo funciona

El nuevo código consiste en un sistema de cinco letras, de la A a la E, cada una de las cuales se asocia con un color diferente. El gráfico tiene una coloración gradual que va del verde al rojo. Y cada producto destacará el color que le corresponda en función de su contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas.

Los colores verdes identificarán los productos más saludables, y los rojos los de menor calidad nutricional.

Ya se aplica en Francia

Este sistema de identificación de los alimentos sigue las recomendaciones de las sociedades científicas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros países de la Unión europea (UE). En Francia se aplica desde hace seis meses, y está pendiente de introducirse en Bélgica y Portugal.

La medida ha sido adelantada por la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo. Con iniciativas como esta, el Gobierno pretende reforzar su estrategia de Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (Naos), iniciada en 2004.

Frenar la obesidad

Las tasas de obesidad y sobrepeso de la población española se han triplicado entre 1975 y 2016, lo cual demuestra, según la ministra, "que no hemos realizado el suficiente esfuerzo". Por ello, entre otras cuestiones, se limitará la publicidad de los alimentos poco saludables dirigida a menores de 15 años a través de una reforma del código PAOS de autorregulación de la publicidad. Carcedo considera preocupante que las tasas de obesidad y sobrepeso afecten de forma "más grave" a los niños, y que además lo haga de forma desigual, con más incidencia en personas con rentas más bajas y menor nivel educativo.

Los productos menos saludables "llenan más" y son "más baratos", ha explicado la ministra, que ha precisado que el objetivo es que no sean la base fundamental de la alimentación, así como fomentar que se puedan adquirir otros a precios asequibles con más cantidad de proteínas y vitaminas. 

Colegios e institutos

Conscientes de que el entorno escolar es un espacio "determinante" para la adopción de hábitos saludables, se instaurarán medidas en colegios e institutos para impedir la venta de alimentos y bebidas con alto contenido en azúcar, ácidos grasos saturados y trans, sal y calorías.

La Sociedad Española de la Obesidad (SEEDO-SEO) y la de Endocrinología y Nutrición (SEEN) advierten de que la mitad de los pacientes con obesidad sufren trastornos psicológicos. Y han pedido que el sistema sanitario público aborde la patología también desde el ámbito psicológico.

El presidente de la SEEDO-SEO, Francisco Tinahones, ha alertado de que la obesidad es el problema de salud pública más grande del siglo XXI. Y ha recordado que un 39,3 % de los españoles tiene sobrepeso y un 21,6 % obesidad, lo que representa la mitad de la población.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información