Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
'Tusi' o cocaína rosa, una droga sintética interceptada en el Metro de Barcelona el sábado / CG

Interceptan cocaína rosa en el Metro de Barcelona durante una reyerta

Dos vigilantes de seguridad capturan a una pasajera que arrojó papelinas de droga sintética a la vía: acabó detenida por Mossos d'Esquadra

3 min

Interceptada cocaína rosa o Tusi en el Metro de Barcelona. Dos vigilantes de seguridad capturaron a una pasajera con la droga sintética en la estación de Ciutadella-Vila Olímpica el sábado por la mañana. La pasajera acabó detenida. 

Lo han explicado fuentes policiales a este medio, precisando que el suceso tuvo lugar en el apeadero centrado en la zona de ocio nocturno del frente litoral de la Ciudad Condal el fin de semana, en el marco de una pelea entre la mujer que llevaba las papelinas, que eran hasta 17, y otra usuaria. 

Pelea y las papelinas a la vía

En efecto, el arresto se inició con una trifulca entre la presunta 'narco' y otra viajera, quien aseguró ser su pareja. Las dos se enzarzaron en una pelea en el andén, trifulca que obligó a intervenir a lo vigilantes. Éstos separaron a las dos partes, y retuvieron a una de ellas para entregarla a los Mossos d'Esquadra. 

No obstante, la retenida sacó un pequeño monedero y lo arrojó disimuladamente a la vía. Los vigilantes lo recuperaron y hallaron un DNI y 17 papelinas de la droga sintética. Tras ello y una larga espera, pues los Mossos tardaron unas dos horas en llegar, la entregaron a los funcionarios, que la detuvieron por presunta posesión de estupefacientes. 

Un cara mezcla de LSD y éxtasis

Pese a su nombre, la cocaína rosa no es una derivada de la hoja de coca. Se trata de una mezcla de LSD y éxtasis que es relativamente nueva en España. 

También es más cara. Se calcula que el medio gramo cuesta unos 60 euros, cifra que es el doble del coste de mercado estimado para la cocaína convencional.

"Necesitamos cuartos de detención con cámaras"

A preguntas de este medio, ADN Sindical, principal plataforma social corporativa del sector de la seguridad privada, ha confirmado los hechos y ha recordado que "son relativamente habituales" en el Metro de Barcelona. 

Ante la tardanza de los Mossos por falta de efectivos, desde ADN piden "cuartos de retención con cámaras de seguridad activas" para que los vigilantes puedan inmovilizar a los pasajeros en estaciones conflictivas, como Ciutadella-Vila Olímpica.