Menú Buscar
Una maleta en un mapa del mundo para seguros de viaje

¿Qué coberturas debe tener tu seguro de viaje?

Por un precio de entre 30 euros y 60 euros se puede contar con un seguro para las vacaciones que cubra los riesgos más habituales de los desplazamientos al extranjero

9 min

Con la llegada de las vacaciones de verano las dudas sobre qué debe cubrir un buen seguro de viajes pueden hacer perder mucho tiempo. Estas pólizas son de vital importancia para asegurar que, en caso de cualquier imprevisto, se dispone de la cobertura que se necesite en cualquier lugar del mundo.

Las empresas aseguradoras recomiendan cautela en los países que no pertenecen a la Unión Europa y que, generalmente, cuentan con menos recursos e infraestructuras públicas para atender a enfermos. Cuestiones a las que se suma el desconocimiento del idioma. 

Cobertura médica

Cuanto más largo es el viaje, mayor es el interés de un seguro, aunque las compañías lo aconsejan siempre, sea un viaje de negocios, largo o tan sólo de un fin de semana.

La principal cobertura y que más debe preocupar es la sanitaria. Es impredecible cuándo se puede necesitar, y si el viajero se encuentra en un país lejano acceder a una atención médica de calidad puede ser costoso.

Un foto de archivo del mundo y un estetoscopio

Cuando se planifica un viaje es fundamental analizar qué riesgos corremos en cada destino y si es necesario un seguro. Más del 40% de los partes que se dan a los seguros de asistencia en viajes son por enfermedades, y en caso de no disponer del seguro adecuado o de ninguno, los costes pueden elevarse hasta cifras de cinco dígitos.

La mayor o menor necesidad de un seguro tiene relación directa con las características del destino. En España no hace falta un seguro médico, ya que lo cubre la Seguridad Social.  Algo parecido sucede en Europa con la tarjeta Sanitaria Europea que está disponible para todos los ciudadanos comunitarios, aunque siempre es recomendable ver qué países la exigen para atender a pacientes y cuáles no.

Países fuera de la Unión Europea

Entre todos los destinos del mundo, Estados Unidos es uno de los más famosos por su versatilidad y atractivo turístico en todo su territorio, pero también uno de los que exigen seguro médico privado. Por eso es más que recomendable disponer de una póliza que cubra todas nuestras necesidades en caso de siniestro.

Según cada paciente y su enfermedad, las facturas pueden variar, pero hay que tener en cuenta que los hospitales americanos no atienden a ningún paciente sin que antes demuestre que tiene fondos para pagar su tratamiento o goza de un seguro que responda por él.

Otros destinos como Canadá y Australia también son lugares particularmente caros en caso de sufrir un percance, aunque los expertos dicen que cualquier destino es caro si se quiere recibir la atención sanitaria del primer mundo.

Seguro de cancelación

Pese a que la atención médica es la que más preocupa, no es la más solicitada. La cobertura más demandada es las de cancelación. Ningún viajero quiere perder su dinero en caso de no poder viajar por enfermedad o cualquier otro motivo.

Xavier Campmany, director de New Risk, asegura que “es una cobertura para evitar perder dinero, pero no es la más importante” y remarca que “no perder el dinero es muy importante, pero tener cobertura médica total o derecho a repatriación es fundamental porque nunca se sabe qué puede pasar”.

Campmany explica que los viajeros quieren cubrir los gastos que puedan tener por retrasos o cancelaciones de vuelos. Pese a que las compañías aéreas deben pagar por gastos de alojamiento y dietas en aeropuerto o alrededores, no cubren actividades que se iban a realizar en el destino o noches de hotel que se hayan perdido por no llegar en el tiempo previsto como, por ejemplo, un viaje en helicóptero en Nueva York o una excursión en Argentina. Estos gastos derivados no los cubren las aerolíneas, pero si las aseguradoras.

Una foto de la pantalla de un aeropuerto con vuelos retrasados y cancelados

Otro de los requisitos básicos para viajar tranquilo es saber que se recibirá un reembolso en caso de sucesos inesperados que obliguen a los viajeros regresar a su país de origen antes de lo previsto.  Algunas aseguradoras, además, ofrecen gastos cubiertos por el regreso anticipado a causa del fallecimiento de un familiar, así como gastos del transporte en repatriación de heridos o fallecidos.

Otros seguros que la mayoría desconoce

La mayoría de personas tiene contratados seguros que desconoce. La mayoría de viajes que se pagan con tarjeta de crédito incluyen una cobertura. Ésta puede incluir un seguro que se responsabilice de los gastos derivados de una anulación del viaje o incluso cobertura médica, aunque siempre se recomienda leer la letra pequeña.

Los seguros del hogar también pueden ser utilizados en algunos viajes, si incluyen ese servicio en su póliza.

Las mutuas privadas

Otro punto a destacar y que quizás ahorre a muchos viajeros contratar un seguro de viaje con cobertura en asistencia médica son las mutuas privadas.

Muchos de quienes forman parte de una mutua sanitaria privada disponen de cobertura en el extranjero, aunque no lo sepan.

La mayoría de mutuas ofrecen coberturas hasta 12.000 euros en viajes a otros países, incluidas ya en sus primas anuales, aunque los usuarios pueden ampliar esas coberturas con un plus en el precio llegando a cubrir desde 60.000 euros hasta 500.000 euros por accidente, cirugías, reembolso de gastos farmacéuticos, subsidio de hospitalización o cobertura en caso de fallecimiento.

Aun así, los clientes de estas mutuas deben asegurarse que ésta tiene un teléfono de contacto 24 horas, ya que, a causa de las diferencias horarias en algunos puntos del globo, el contacto con atención al cliente podría verse interferido.

Para tener acceso a ellos, se deben contratar con antelación al viaje que se realice y detallar las fechas y el destino. Asimismo, si no se quieren ampliar las coberturas de la póliza, se recomienda siempre avisar a la compañía de nuestro viaje. En caso de surgir un imprevisto que requiera de atención médica, algunas de ellas podrían declinar el reembolso o no hacerse cargo de la atención sanitaria si el tomador no lo ha señalado con anterioridad.

Peligros extremos

Cuando se viaja a destinos exóticos o en los que se prevé practicar deportes extremos, los aventureros deben leer la letra pequeña de las pólizas. En caso de sufrir un accidente, algunas compañías especifican en sus contratos sus condiciones especiales ante estos hechos.

Un chico practica un deporte extremo en Costa Rica 

En estos casos, se recomienda contratar siempre un seguro específico que lo cubra, sobre todo si viajamos de forma particular, ya que las agencias incluyen un seguro médico y de cancelación en el precio total del paquete, lo que no ocurre en la mayoría de paquetes comprados en plataformas online.

Destacadas en Vida