Menú Buscar
La Rambla de Barcelona de Barcelona de noche, a la altura del metro Liceu / CG

Un club cannábico del Raval clausurado por tráfico de drogas

Desde enero organizaciones vecinales denuncian la existencia de actividades ilegales en asociaciones del Gòtic y Raval; la Guardia Urbana ha detenido a una persona

3 min

La Guardia Urbana ha detenido a una persona y ha precintado la actividad de una asociación cannábica del barrio del Raval por un presunto delito contra la salud pública, ya que se los relaciona con el tráfico de drogas.

Según ha informado este viernes el cuerpo en un comunicado, la operación comenzó el 7 de marzo, cuando se detuvo a una persona que salía de la entidad con más de 200 gramos de hachís, resina de hachís y 3.945 euros en efectivo.

Competición entre clubes

Se intervinieron también otras sustancias a turistas que habían visitado la asociación. Ocho de ellos declararon que las drogas que portaban o habían consumido las habían adquirido en el local en el marco de una competición entre clubes cannábicos.

Al día siguiente, 8 de marzo, la Urbana entró en la asociación con una orden judicial e intervino tres torres de ordenador, un disco duro de grabación de imágenes, un datáfono, documentación diversa, 519 euros y varios estupefacientes.

Los agentes, que investigan a tres personas además del detenido, incautaron 4,3 kilos de marihuana, siete tabletas con un total de 945 gramos de hachís, 22 cigarros de marihuana, un pastel de marihuana, 20 botes con aceite de hachís, cinco con resina de hachís y 825 gramos de resina de hachís en placas.

Denuncia de vecinos

Meses atrás, Crónica Global publicaba las denuncias de los vecinos que aseguraban “no criminalizar la actividad de los clubes cannábicos” pero sí la existencia de “mafias” que operan en los alrededores del barrio Gòtic y del Raval.

En enero, fuentes de la Guardia Urbana aseguraban que “estos clubes no son ilegales sino que hay una ordenanza municipal que los regula”. Pero las organizaciones vecinales continuaron manifestándose contra la constante oferta de drogas en Las Ramblas y el control del territorio que estos grupos supuestamente ejercen sobre los barrios afectados en Ciutat Vella.