Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Investigadores en una foto de archivo realizando un estudio sobre tumores / HOSPITAL CLÍNIC

Clínic y Vall d'Hebron lideran un “pionero” ensayo con inmunoterapia en 29 tipos de tumores

Una decena de hospitales españoles investigan la eficacia de este tratamiento independientemente de la localización del cáncer

5 min

Los hospitales Clínic y Vall d’Hebron de Barcelona lideran, a través de sus investigadores, un “pionero” ensayo clínico, el Acropoli, con inmunoterapia en 29 tipos de tumores. En este avance oncológico participarán 141 pacientes, de una decena de centros sanitarios de España. El equipo de científicos está formado por más de 400 investigadores españoles y portugueses del grupo cooperativo de investigación académica en cáncer Solti.

La novedad de este estudio, frente a otros realizados en el campo tumoral y sobre el cáncer, es que los pacientes no se agrupan por tipo de tumor sino por la alteración molecular que padecen. Esta investigación, denominada basket, evaluará el valor predictivo del biomarcador molecular PD1, que comparten los 29 tipos de tumores que participan en el trabajo científico.

Estudio y tratamiento

“Los resultados del estudio supondrán un gran avance en el tratamiento de múltiples tipos de cáncer”, han explicado desde el Solti. El grupo cooperativo de investigación académica en cáncer quiere analizar aquellos tipos de tumores “menos convencionales y estudiados por la dificultad de reclutamiento”. El objetivo es medir la eficacia de la inmunoterapia para una alteración genética que sea común entre todos los participantes, independientemente de la localización del nódulo.

Este tipo de análisis, según aseguran desde el Solti, no son habituales. El estudio Acropoli analizará de golpe múltiples tipos de cáncer, cuando normalmente se hace de forma individualizada. No obstante, por el biomarcador molecular PD1, la inmunoterapia funciona con independencia de la localización del tumor. Este tratamiento consiste en “la activación del propio sistema inmunológico para hacer frente al cáncer”.

Quimioterapia e inmunoterapia

La diferencia con el tratamiento convencional contra el cáncer, la quimioterapia, reside en que la inmunoterapia requiere de una toxicidad más baja, lo que daña menos el organismo en su administración. El objetivo, además de medir la eficacia de esta cura, es ver si utilizando un biomarcador específico, se puede reducir y tratar estos 29 tipos de tumores sin recurrir a la quimioterapia, mucho más severa para el paciente.

“A los pacientes que participarán se les cuantificará la expresión del gen de PD1 de su tumor y se dividirán en dos grupos: unos con expresión alta, pero también se incluirán pacientes con una expresión baja para demostrar en qué casos la inmunoterapia no funciona", han explicado investigadores del Solti. En este sentido, diferenciarán en el ensayo los “tumores fríos” con baja cuantificación del gen, de los “tumores calientes”.

Liderazgo y hospitales

El ensayo clínico está liderado por el presidente del Solti y jefe de oncología médica del Hospital Clínic, el doctor Aleix Prat, y el por el director del instituto de oncología del Vall d’Hebron, el doctor Josep Tabernero. Ambos son los dos investigadores principales del estudio Acropoli, que durará dos años. La idea de este ensayo es reducir el tratamiento con un fármaco de la familia de los inhibidores de PD1: spartalizumab.

En el estudio de inmunoterapia en 29 tipos de tumores participarán ocho hospitales más, además del Clínic y el Vall d’Hebron, hasta llegar a los 10, en total. Colaborarán en el ensayo la Fundación Instituto Valenciano de Oncología, el Hospital Clínico Universitario de Valencia, el Hospital Universitario Sant Joan de Reus de Tarragona, la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol --gestionado por el ICO-- de Badalona (Barcelona), el Instituto Oncológico Barcelona (IOB) del Hospital Quirónsalud Barcelona y el Complejo Asistencial Universitario de León.