Menú Buscar
El 'chemsex' es mantener sexo bajo el efecto de la droga / CG

El Clínic busca usuarios de 'chemsex' para prevenir el VIH

El 43% de los infectados por VIH tratados en el centro reconocen haber tomado drogas durante el sexo

29.11.2018 14:26 h.
3 min

El Hospital Clínic busca usuarios de “chemsex”, fiestas en las que se mantienen relaciones sexuales bajo el efecto de las drogas de síntesis. El centro toma esta decisión después de que el pasado año el 43% de los infectados por VIH tratados allí reconocieran haber tomado estupefacientes durante el acto sexual.

La unidad del Clínic que se dedica al tratamiento de personas infectas de VIH atiende a 6.000 personas, y en 2017 hizo encuestas epidemiológicas a 1.100 de estos pacientes.

Con la intención de parar “la cadena” de contagio, el hospital formará a un equipo multidisciplinar en el que participarán médicos y psiquiatras, entre otros profesionales.

200 nuevos casos anuales

El doctor Josep Mallolas explicado que, a pesar de las mejoras de los tratamientos y la información que se tiene sobre la enfermedad, la unidad trata 200 nuevos casos anuales de infecciones por VIH, cifra parecida a la que había hace un cuarto de siglo.

Mallolas ha señalado que su unidad trata anualmente unos 200 nuevos casos de infecciones por VIH, una cifra parecida a la de hace un cuarto de siglo "a pesar de las mejoras en los tratamientos y la información que se tiene sobre la enfermedad".

Frenar el VIH

Atajar las transmisiones efectuadas durante el sexdopaje y lograr que los usuarios de esta práctica "salgan de este mundo" es, de esta forma, una prioridad del centro hospitalario.

El citado programa identifica a los usuarios de "chemsex" por diferentes vías y, una vez detectadas, estas personas se derivan a la Unidad de VIH del hospital para que se les hagan las pruebas correspondientes.

Euforia total

El doctor ha explicado que las drogas de síntesis utilizadas durante el sexdopaje "alteran la conciencia y provocan una euforia total", pero que, sin embargo, son "tremendamente adictivas" y su uso puede comportar fácilmente "acabar perdiéndolo todo".

La ONU calcula que en el mundo hay 76 millones de personas infectadas por el VIH y que 35 millones han muerto a causa del sida; en España hay unas 3.000 nuevas infecciones anuales de este tipo, según el Clínic.