Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una imagen de vistas de Barcelona / ARCHIVO

Claves y consejos para vender un piso con éxito

El impacto de la crisis del Covid-19 en el mercado inmobiliario no ha sido tan grave como se predijo en un principi

6 min

Si quieres vender tu piso o casa en Barcelona, el momento actual es muy oportuno. Los agentes y los portales inmobiliarios están viendo un número récord de compradores que se interesan por las viviendas en el mercado. El aumento de la demanda tras lo peor de la pandemia y las restricciones de movilidad se está reflejando en uno de los mercados más beneficiosos para los vendedores en años. El impacto de la crisis del Covid-19 en el mercado inmobiliario no ha sido tan grave como se predijo en un principio. De hecho, el precio medio de la vivienda en Barcelona está subiendo desde enero de 2021.

“Aunque las operaciones de compraventa se han pospuesto, la demanda de inmuebles es muy importante. Ahora pensamos mucho más en dónde y cómo queremos vivir. Como resultado, estamos comprobando que hay un interés grande por cada nueva vivienda tan pronto como sale al mercado, con compradores que quieren asegurar cuanto antes su cambio de vivienda”, afirma Francisco Nathurmal, fundador y CEO de la agencia inmobiliaria Bcn Advisors.

Cinco consejos para vender

Estos son los cinco mejores consejos para vender tu piso o casa en Barcelona:

1. Encontrar la agencia inmobiliaria adecuada:

El primer paso es elegir la mejor agencia inmobiliaria para comercializar uno de tus bienes más preciados. Es importante que tenga experiencia y conocimiento del sector inmobiliario en tu zona, o que esté especializada en un nicho de mercado concreto. Comprueba sus opiniones en Google y la calidad de su página web. Además, sus profesionales deben hablarte con transparencia del estado actual del mercado inmobiliario.

2. Poner el precio correcto a tu vivienda:

Ha sido una época difícil para la economía y el sector inmobiliario no es una excepción. Esto dificulta fijar el precio de una vivienda, ya que hay que considerar otros factores, como la situación económica, la zona y el tipo de vivienda. Lo que está claro es que el ladrillo sigue considerándose una inversión sólida. A medida que los compradores vuelvan como ya están haciendo, se espera que los precios se estabilicen.

3. Diseña una estrategia con el marketing adecuado:

¿Cuáles son los puntos fuertes y débiles de tu vivienda? Habla con tu agente inmobiliario para asegurarte de que tu piso o casa muestra el máximo potencial en todo el proceso de venta. Los requisitos de los compradores están cambiando: muchos buscan espacios abiertos en los que poder trabajar desde casa, así como algún espacio exterior.

Los jardines y las terrazas son muy apreciados, así que centra tus esfuerzos para que sean lo más atractivos posible si los tienes. Comprueba los portales web en los que aparecerá tu vivienda y asegúrate de estar satisfecho con las fotografías y el texto del anuncio.

4. Pon a punto tu casa:

La primera impresión es la que cuenta. La clave para atraer la atención de cualquier potencial comprador es crear espacios en los que pueda imaginarse viviendo. Los gustos de cada persona son diferentes, por lo que lo ideal es mantener un tono neutro.

Además, de la limpieza general, resuelve las cosas que no te gustan desde hace años pero que no has solucionado: pintar una pared que no está del todo bien, grifos que gotean, arañazos en el suelo o luces rotas. Asegúrate de que los armarios estén ordenados: algunos compradores pueden ser muy curiosos. Despejar tu casa también te prepara para tu próxima mudanza y ofrece a los compradores más posibilidades de reflexión.

5. Acierta con las visitas:

Para que los posibles compradores se lleven la mejor impresión, hay algunos toques finales que marcan la diferencia: asegúrate de que las persianas y las cortinas están abiertas para que se vea la máxima iluminación natural posible, deja algunas ventanas abiertas para que corra aire fresco, ordena la vivienda y coloca algunas flores en jarrones.

Por último, ten en cuenta que, en muchos casos, los compradores querrán tener las menores distracciones posibles en su visita y hablar solo con el agente inmobiliario, sin sentir la presencia del propietario del piso en todo momento.

Un buen momento para vender piso o casa

Con la previsión de que los tipos de interés sigan siendo bajos, pero con la incerteza de cuándo las hipotecas dejarán de tener condiciones tan favorables como las actuales, ahora es un buen momento para vender tu piso o casa.

Los compradores internacionales, además, están volviendo a Barcelona, y muchos de ellos disponen de más ingresos después de haber ahorrado durante un año. Han tenido mucho tiempo para pensar qué vivienda quieren comprar y dónde, así que los vendedores deben estar preparados. Los inversores internacionales tienden a buscar propiedades más singulares, por lo que los propietarios deben hacer un esfuerzo adicional, asegurándose de que sus casas sean lo más atractivas posible.

---

Contenido patrocinado.