Menú Buscar
Los condenados por abusar de una menor de 14 años en Manresa / EFE

'Clara Campoamor': "Abuso y agresión, fuera del Código Penal, siempre es violación"

Blanca Estrella, presidenta de la asociación, recuerda que cualquier relación entre un adulto y un menor de 16 años es un delito

5 min

"Abuso y agresión fuera del Código Penal siempre es violación". Esa es la reacción de la Asociación Clara Campoamor, en palabras de su presidenta Blanca Estrella Ruiz, ante la sentencia de la Audiencia de Barcelona sobre la manada de Manresa. La condena por abusos sexuales y no por agresión a un grupo de jóvenes que violó a una menor de 14 años y que ha reabierto el debate sobre la necesidad de cambiar la ley. 

Un motivo por el que, desde la entidad, que lleva desde 1985 luchando por los derechos de las mujeres, recuerdan que si se hubiera eliminado la figura del abuso sexual para considerar violación toda penetración sin consentimiento, los agresores habrían sido condenados por agresión sexual y no por abuso. Ruiz recuerda, además, que "cualquier relación entre un adulto y un menor de 16 años es delito". 

Solo "abuso" por estar "inconsciente"

La Audiencia ha condenado a penas de entre 10 y 12 años de cárcel por un delito de abuso sexual a cinco de los seis procesados por violar por turnos a la menor en octubre de 2016. El motivo de tumbar la petición de Fiscalía, que consideraba que se había producido una agresión, es que la víctima estaba en estado "inconsciente" tras consumir alcohol y sin poder "determinarse y aceptar u oponerse a las relaciones sexuales" con los procesados, quienes no tuvieron que emplear "ningún tipo de violencia o intimidación" contra ella.

Protesta contra la 'manada' de Manresa ante la Audiencia de Barcelona / EFE
Protesta contra la 'manada' de Manresa ante la Audiencia de Barcelona / EFE

El tribunal ha descartado la tesis del Ministerio público de que los procesados se valieron de su superioridad numérica y el estado de ebriedad de la víctima para intimidarla y agredirla sexualmente, ya que considera que los hechos, según el Código Penal, deben ser calificados de abuso. "No entiendo el abuso: esté consciente, inconsciente, que lo provoque o que no lo provoque, es violación sí o sí", subraya Ruiz. 

El bloqueo político impide el cambio

"Estamos gobernando de paseo. Hemos perdido dos legislaturas, cortas, pero dos. Igual que hemos perdido el pacto de Estado que está aprobado, pero tampoco se ha desarrollado, excepto dos medidas. Todas las demás, que son muchas y muy necesarias, están en el cajón", lamenta la presidenta de la asociación. La modificación de los delitos sexuales quedó en suspenso por la falta de actividad parlamentaria con el bloqueo político.

En la actualidad, una violación es una agresión sexual con penetración que se produce con violencia o intimidación, circunstancias que no concurren en el abuso. La principal diferencia es que los abusos están penados con entre uno y tres años de cárcel y, si hay penetración, con entre cuatro y diez años, mientras que las agresiones se castigan con penas de uno a cinco años y, si hay penetración, la condena es de seis a doce años, hasta quince si se trata de actos grupales, contra personas vulnerables o de forma especialmente degradante.

La justicia da la espalda a las mujeres

“Lamento muchísimo que, una vez más, los jueces y las juezas nos den la espalda a las mujeres y, lo más grave, a los niños y a las niñas. Están juzgando y ejerciendo su profesión de espaldas a los derechos humanos de la infancia y de la mujer”, critica Blanca Estrella. 

Por su parte, Lucía Avilés, fundadora de la Asociación de Mujeres Juezas de España, ha asumido que el fallo no es interpretativo, sino que se acoge a lo que tipifica la ley. "No solamente es necesaria una reforma en materia de formación o de perspectiva de género para que jueces y fiscales interpreten la norma de una manera acorde a la realidad discriminatoria de las mujeres, sino que se adelante esa perspectiva de género a la técnica legislativa", ha defendido.