Menú Buscar
Pedro Sánchez durante la campaña electoral del 10N / PSOE

Un ciudadano anónimo denuncia a Pedro Sánchez por mentir

Juan Carlos asegura que el presidente del Gobierno "ha cometido un delito" y que cuenta con "40 millones de testigos" que pueden ayudar a demostrarlo

4 min

Un vecino de Pontevedra ha denunciado al presidente del Gobierno en funciones por mentir. Se llama Juan Carlos, declara haber votado al PSOE en las últimas elecciones generales y asegura que Pedro Sánchez ha incurrido en un delito por prometer una cosa y hacer la contraria poco después ante "40 millones de testigos". 

Este fontanero de Pontevedra ha declarado sentirse defraudado "tras los acontecimientos posteriores" a los comicios. Apunta que, en campaña electoral, prometió que no llevaría a cabo una serie de pactos políticos para formar Gobierno y, una vez que ganó las elecciones, lo hizo. Considera que Sánchez "se ha pasado de listo" y, ahora, pretende llegar hasta las últimas consecuencias para que la justicia le dé la razón.

Incumplimiento de contrato verbal

Juan Carlos se muestra convencido de que el presidente del Gobierno en funciones puede ser acusado de faltar a "un contrato verbal" y por realizar "publicidad engañosa". Su argumentación pasa por explicar que "para poder llevar a cabo un contrato verbal lo único que se necesita son testigos" y Sánchez dio estas declaraciones, de forma pública, desde su despacho en la Moncloa. "Tengo que demostrar que este señor prometió algo y luego lo incumplió y tengo 40 millones de testigos", asegura.

denuncia sanchez
Juan Carlos, el vecino de Pontevedra que ha denunciado a Sánchez

El ciudadano "defraudado" por el político afirma que se ha estado documentando para argumentar su demanda. "He leído todo tipo de sentencias del Tribunal Superior de Justicia", también "textos del Código Civil y del Código Penal" y ha hablado con varios bufetes de abogados para llevar esta denuncia "a buen puerto". "Hasta ahora, nadie me ha dicho que mi demanda no se ajusta a derecho".

 

Animado por su hijo

Una charla con su hijo adolescente le animó a llevar a cabo esta demanda. Depués del 10N, el joven de 16 años le trasladó a su padre que se sentía "avergonzado" por la actitud de Sánchez, que "había prometido una serie de cosas y al día siguiente le faltó tiempo para decir ‘yo no he dicho nada’".

Juan Carlos argumentó en aquel momento que España es un país democrático con todas las garantías, y su hijo insistió con que "con ese tipo de gobernantes, era totalmente lógico que al final la gente joven se echara a las calles, quemara contenedores, cortara calles y coartaran las libertades de otras personas que no se meten con nadie". La discursión le hizo reflexionar sobre algo tan característico de la política como son las promeras electorales incumplidas y, por esta vez, decidió actuar.