Menú Buscar
Jordi Cinca, ministro de Finanzas de Andorra, y la sede central de Crèdit Andorrà en el Principado.

Cinca usó Crèdit Andorrà en los negocios de Orfund con los ‘diamantes de sangre’

El actual ministro de Finanzas andorrano empleó los servicios bancarios de la entidad que luego dirigió comercialmente para abonar servicios y gastos de sus extrañas relaciones africanas

4 min

El ministro de Finanzas de Andorra, Jordi Cinca, dirigió los polémicos negocios del Grupo Orfund con operaciones financieras que se realizaron a través de Crèdit Andorrà. La compañía dedicada al negocio del oro y las piedras preciosas usó como referencia el banco presidido por Jaume Casal Mor y propiedad de las familias Pintat, Casal y Reig. Tras ese contacto con el banco, Cinca se incorporó como director del Área Comercial. Las relaciones y negocios llevados a cabo por el ministro en la empresa de compra de oro y diamantes han provocado que la oposición del Principado solicite su dimisión.

Cinca, como director gerente y dueño del 10% del Grupo Orfund, autorizó a la entidad bancaria, mediante una operación realizada en una oficina de La Massana, a sufragar los gastos de sus filiales africanas.

Alhaji Fofana

También dio el visto bueno a retribuir incluso los gastos personales de Alhaji Sekou Fofana, un señor de la guerra que ejercía de intermediario entre Orfund y el gobierno de Liberia del momento, encabezado por Charles Taylor. Ejercía de presidente de las empresas DiAndorra, que formaba parte del entramado de Orfund, y Blue Stone, la minera radicada en Liberia.

Incluso pudo usar la cuenta de Orfund en Crèdit Andorrà otro personaje: Armand Kouassi Angoua, uno de los ejecutivos que trabajaba en el grupo originario de Costa de Marfil. Gastó 22.850 euros al tipo de cambio actual en su estancia en el Principado, según la documentación bancaria a la que ha tenido acceso Crónica Global. Cinca tuvo que mandar un escrito al banco para dar el visto bueno a los abultados gastos.

Del Principado a Monrovia

También tuvo que ratificar todos los gastos de DiAndorra y Blue Stone en Monrovia (capital de Liberia). Los trabajadores que las compañías tenían en el territorio reclamaron en varias ocasiones a la central del Principado dinero para hacer frente al gasto corriente e incluso para abonar impuestos atrasados para cumplir con los criterios cambiantes del Gobierno de Taylor.

La gestión también llegaba a San Diego (EEUU), donde estaba radicado uno de los despachos legales que asesoraba a Orfund en el país africano.

Mejorar las relaciones con Taylor

Uno de estos escritos que se mandaron desde Monrovia a Andorra dirigido al actual ministro de Finanzas y al entonces director general de Orfund, Joan Samarra, los trabajadores de DiAndorra les “sugieren” mejorar la relación de la compañía que operaba en el territorio con el ministro de Agricultura, Minas y Energía, Jenkins Dumbar.

“Será muy complicado, si no imposible, continuar como hasta ahora”, señala en el mismo escrito la letrada Elsie Naitoh, que asesoraba a la firma. La solución la puso ella mismo sobre la mesa en el mismo escrito, que se remitió al Principado en septiembre de 1999: usar a una persona cercana a Dumbar que había conocido y que “seguro que estaría dispuesto a intermediar entre DiAndorra y Dumbar”.

Los negocios de la compañía andorrana siguieron su buen curso en una región que vivía un conflicto que terminó con Charles Taylor culpado en 2012 por la Corte Penal de la Haya por crímenes de guerra y lesa humanidad en su país y en Sierra Leona. Fue condenado a 50 años de cárcel.

Transferencias por Western Union

Cinca no sólo hizo llegar fondos a Liberia mediante las cuentas de Crèdit Andorrà. También hizo transferencias vía Western Union a título personal. El destinatario era Alhaji Fofana. Este medio ha podido comprobar cómo el ministro firmó desde La Seu d’Urgell (Lleida) tres entregas por un valor total de 8.800 euros al tipo de cambio actual entre enero y mayo del año 2000.

El ministro de Finanzas dejó poco después de estas operaciones el Grupo Orfund. Se incorporó a las filas de Crèdit Andorrà, el mismo banco con el que ya operaba de forma regular en su anterior ocupación.